29 de febrero de 2020
29 de enero de 2020

Sindicatos nacionalistas y colectivos sociales llaman este jueves a la huelga general por "trabajos y pensiones dignas"

CC.OO. y UGT se han desmarcado del paro, que no cuenta con el respaldo de todo el movimiento de pensionistas vascos

Sindicatos nacionalistas y colectivos sociales llaman este jueves a la huelga general por "trabajos y pensiones dignas"
Secretarios generales de ELA y LAB convocan huelga por las pensiones - EUROPA PRESS - ARCHIVO

BILBAO, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

ELA y LAB, junto a otros sindicatos nacionalistas y colectivos sociales integrados en la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria llaman este jueves a secundar una huelga general en Euskadi y Navarra bajo el lema "Trabajos, vidas y pensiones digas". CC.OO. y UGT se han desmarcado de este paro, que tampoco cuenta con el respaldo de todo el movimiento de pensionistas vascos.

El origen de la huelga está en el emplazamiento que este colectivo realizó a los sindicatos para llevar a cabo una movilización en demanda de unas pensiones dignas, con reclamaciones como la de vincular las pensiones al IPC o pensiones mínimas de 1.080 euros.

Tras este emplazamiento, la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, donde se integran sindicatos como ELA, LAB, ESK, Steilas, Ehne, Etxalde e Hiru, además de distintos colectivos sociales, decidieron aceptar esa petición y convocaron una huelga general para el día 30 en Euskadi y Navarra, pero sumaron otra serie de reivindicaciones a las planteadas por los pensionistas.

Según han explicado, su objetivo es "tratar de aunar diferentes luchas", aunque han indicado que el movimiento de pensionistas tendrá "un protagonismo especial" el día de la huelga. Los convocantes defienden que es preciso dar un "salto cualitativo en la lucha en favor de los derechos sociales y unas condiciones de trabajo, unas pensiones y una vida dignas".

En este sentido, la huelga reclama reivindicaciones concretas, como la derogación de la reforma laboral, edad máxima de jubilación a los 65 años, jornada de 35 horas semanales, la revalorización de las pensiones acordes al IPC anual, una pensión mínima de 1.080 euros y un salario no inferior a 1.200 euros".

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntxa, y la de LAB, Garbiñe Aranburu, han defendido la necesidad de esta huelga ante la extensión de "la precariedad" que se viene produciendo y creen que hay "más razones que nunca" incluso con el nuevo Gobierno en España porque no confían en las medidas que puedan adoptar en relación a las pensiones o a la derogación de la reforma laboral.

Sin embargo, la huelga general no cuenta con el respaldo de todo el movimiento de los pensionistas en Euskadi que vienen concentrándose, desde hace dos años, cada lunes en las capitales vascas y distintos ayuntamientos de los territorios vascos.

El movimiento de pensionistas de Bizkaia respalda, en su mayor parte, el paro general de este jueves, mientras que asociaciones como Nagusiak, AJPD, Coespe, Agijupens, Aspalgi, Bat-Etorri, Fevaas, Gepe, Helduak, Asi, Nagusilan, Red de Pensionistas Tologorri, y miembros de las coordinadoras de Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Barakaldo, Ermua, Santurtzi, Sestao, Muskiz, Eibar, Hondarribia, y Lasarte-Oria se han descolgado de la convocatoria que ha dividido al movimiento.

En varias comparecencias y pronunciamientos han llamado a "despolitizar" el movimiento y a volver a "unirse en bloque" para recuperar sus reivindicaciones por unas pensiones dignas. También han realizado emplazamientos a que se reconsiderara el apoyo a la convocatoria porque creen que "amenaza la supervivencia del movimiento" y "llama a confusión".

DESMARQUE DE CC.OO. y UGT

La huelga general no cuenta con el respaldo de otros sindicatos como CC.OO., UGT o USO. La secretaria general de CC.OO. Euskadi, Loli García, ha asegurado que esta convocatoria es "inoportuna" y tiene "intereses" que "poco tienen que ver" con la defensa del sistema público de pensiones. A su juicio, "carece de sentido", especialmente tras haberse conformado el nuevo Ejecutivo central.

Por su parte, el secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, no cree que sea "el momento" para la huelga general y considera que responde a un interés "de acoso" al Gobierno vasco. A su juicio, parece más el primer acto de una "campaña política" para las elecciones vascas que "un intento serio de cambiar las cosas".

El Gobierno Vasco también se ha mostrado muy crítico con esta huelga y el propio Lehendakari, Iñigo Urkullu, que pidió a los convocantes que reconsideraran la convocatoria, ha asegurado que es una medida "desproporcionada", que "solo provocará un perjuicio al normal desenvolvimiento de la economía y la vida ciudadana". Ningún partido, salvo EH Bildu, respalda esta convocatoria, si bien Podemos, que la ha calificado de "huelga política", ha dado libertad a sus inscritos para que se sumen o no al paro.

La patronal vasca Confebask ha denunciado que la huelga es "totalmente incomprensible, injustificada e irresponsable" teniendo en cuentas las condiciones socieconómicas en Euskadi "con los salarios mínimos más elevados del Estado, las pensiones más altas, niveles récord de afiliación a la Seguridad Social y de contratación indefinida y unas políticas sociales desarrolladas".

Con motivo de la huelga, el Ejecutivo autónomo ha decretado, como servicios mínimos, que los centros hospitalarios cuenten con el personal habitual de un festivo, mientras que, en el caso de los transportes, se mantendrán unos servicios equivalentes al 30% de los ordinarios.

Los sindicatos convocantes han calificado de "abusivos" estos servicios mínimos, pero, pese a ello, confían en un amplio respaldo a la huelga ante las adhesiones que han ido recabando y que han cifrado en alrededor de 1.500 empresas en Euskadi y Navarra, entre ellas, Mercedes, Natra Oñati (Zahor), Tekniker, CAF, CIE Legazpi, Unialco, Pesa, o Arcelor Mittal Bergara, entre otras.

Mitxel Lakuntza y Garbiñe Aranburu realizarán una primera valoración en Bilbao del desarrollo de la jornada de huelga a partir de las doce y cuarto del mediodía coincidiendo con el inicio de la manifestación prevista en Bilbao.

El balance de la jornada de huelga será a partir de las cuatro y media de la tarde en sede de ELA, cuando comparecerán representantes de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria.

A lo largo de la jornada de este jueves, están previstas un total de 101 movilizaciones tanto en Euskadi como en Navarra. En la capital vizcaína, las columnas partirán a las 11.45 horas desde Alameda Recalde, Deusto y Sagrado Corazón, y la manifestación principal arrancará a las 12.30 horas en la plaza Moyúa hasta finalizar ante el Ayuntamiento. La marcha de la tarde saldrá a las 18 horas de la misma plaza.

En San Sebastián, las columnas saldrán a las 11.45 horas de Gros, Amara y Antiguo y la manifestación principal empezará a las 12.00 horas en el Buen Pastor, y concluirá en el Boulevard, desde donde a las 18.30 horas partirá la marcha de la tarde.

En Vitoria, la manifestación principal será a las doce horas en la plaza Bilbao y, por la tarde, a partir de las 18.00 horas desde la Virgen Blanca.

Además de estos actos principales, también hay manifestaciones previstas en otros puntos, como la que se llevará a cabo a partir de las 12.30 horas en Eibar (Gipuzkoa).

Para leer más