26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 25 de junio de 2009

    TVCP dice que Bilbobus compró 59 nuevos autobuses de forma directa, sin respetar principios de publicidad y concurrencia

    BILBAO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) ha detectado la compra de 59 nuevos autobuses de forma directa, sin respetar los principios de publicidad y concurrencia, para el Servicio de Transporte de Bilbao (Bilbobus) durante el periodo 2004-2007, en el que este servicio estaba gestionado por TCSA.

    El órgano fiscalizador realizó, a petición de la Comisión de Economía y Hacienda del Parlamento Vasco, el informe en el que se analiza el Servicio de Transporte de Bilbao (Bilbobus) en el periodo 2004-2007, que fue aprobado por la totalidad de los miembros del pleno del TVCP.

    El trabajo ha consistido en revisar el contrato que regula la prestación del servicio Bilbobus suscrito entre el Ayuntamiento de Bilbao y TCSA el 20 de mayo de 1992, analizando las distintas actualizaciones y modificaciones que ha sufrido hasta su finalización, para verificar el cumplimiento de la normativa aplicable y los aspectos económicos derivados de la ejecución del contrato en el periodo 2004-2007.

    El informe pone de manifiesto una serie de deficiencias, entre las que destacan la falta de los preceptivos informes de la Asesoría Jurídica y Dictamen del Consejo de Estado en las actualizaciones del contrato de los años 1988 y 1992 y una "justificación insuficiente" de la prórroga aprobada por la Junta de Gobierno en febrero de 2008.

    Asimismo, el TVCP ha detectado un incumplimiento de la adscripción de plantilla al servicio Bilbobus, que TCSA debía hacer de acuerdo con la modificación del contrato de 2006, sin que se impusiese penalización alguna.

    Además, el órgano fiscalizador indica que las modificaciones con trascendencia económica se han aprobado sin concretar su coste y sin evaluar sus efectos presupuestarios, aspectos que se aprueban a posteriori en la liquidación anual.

    Por otro lado, la distribución de los costes comunes entre los servicios de Bilbobus y Bizkaibus, realizada a la firma del contrato, no se ha adecuado a las variaciones producidas en la prestación del servicio en los últimos años, según el TVCP.

    CREDITRANS

    El órgano fiscalizador señala asimismo que los ingresos procedentes del "creditrans", no han tenido reflejo contable, ya que TCSA los descontaba de las certificaciones mensuales que presentaba al Ayuntamiento. En ese sentido, el TVCP explica que esta práctica de "netear" gastos e ingresos ha provocado que las cuentas municipales no reflejen la totalidad de los ingresos y gastos del servicio.

    En el periodo analizado por el TVCP, las liquidaciones anuales se vienen aprobando con un retraso de nueve meses, cuando las previsiones del contrato establecían su presentación en el primer trimestre del siguiente ejercicio.

    En opinión del TVCP, la aplicación del beneficio industrial directamente sobre el coste de explotación, con independencia del resultado de explotación, la falta de objetivos referentes al número de viajeros, o la no vinculación de la recaudación de ingresos a una remuneración o al resultado económico del servicio, "han eliminado un posible estímulo a la empresa para la mejora de la gestión del servicio".

    A pesar de las deficiencias anteriores, en especial las referentes a los costes del servicio, el Tribunal, de acuerdo con las facturas registradas y los derechos reconocidos por el Ayuntamiento, cifra en 44 millones de euros los ingresos del periodo 2004-2007, y en 106 millones de euros los gastos del servicio Bilbobus en ese periodo.