24 de octubre de 2020
20 de septiembre de 2020

Urkullu ve "oportunidad" para un nuevo Estatuto y rechaza que el covid sea "cortapisa" para desarrollar transferencias

Urkullu ve "oportunidad" para un nuevo Estatuto y rechaza que el covid sea "cortapisa" para desarrollar transferencias
El lehendakari Iñigo Urkullu posa en el Palacio de Ajuria Enea, tras la toma de posesión de los consejeros de la XII Legislatura del Gobierno Vasco , en Vitoria-Gasteiz, Álava (Euskadi), a 8 de septiembre de 2020. - IÑAKI BERASALUCE - EUROPA PRESS

Le parece bien la disposición de Bildu a debatir de PGE pero dice a PSOE que hay un compromiso con PNV y con quien debe tener relación preferente

BILBAO, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado que se da "la oportunidad" para que Euskadi cuente con un nuevo Estatuto en la presente legislatura y defiende una "relación bilateral basada en un sistema de garantías". Además, ha afirmado que el coronavirus "no debe ser cortapisa u óbice para el desarrollo de las transferencias".

En sendas entrevistas concedidas a Vocento y Grupo Noticias, el presidente vasco señala asimismo que el PSOE "sabe que hay un compromiso por escrito con el PNV y con quien debe tener una relación preferente".

Respecto a los trabajos de cara a un nuevo estatus, considera que se da para ello "la oportunidad", después de los trabajos que se han hecho en las dos legislaturas anteriores y habiendo también un Gobierno central sustentado por dos partidos que comparten en el Parlamento vasco la preocupación por la elaboración de un nuevo Estatuto. "Es la oportunidad también por el compromiso de cumplimentar el Estatuto en base al cronograma pactado. Si se culmina el Estatuto de Gernika, necesariamente tenemos que estar hablando de un nuevo Estatuto", afirma.

Urkullu defiende que la disposición del PNV es que sea "de manera lo más consensuada posible" porque "no sería buen ejercicio que se elaborara un texto que, ante la imposibilidad de que prospere en el Congreso de los Diputados mientras el ordenamiento jurídico sea el que es en el Estado, sea para guardarlo en un cajón". Añade que el autogobierno debe tener un objetivo doble, el de "respetar la singularidad y una identidad nacional diferenciada, y ser una herramienta para el bienestar".

Preguntado por si el derecho a decidir es irrenunciable, afirma que "hay que tener capacidad de interpretar". "El derecho a decidir es más bien un principio no normativizado jurídicamente. Es más una cuestión de voluntad política y acuerdo político", incide.

En lo que respecta al traspaso de transferencias recuerda el compromiso del Gobierno español de completar el proceso para finales de 2021 por lo que "no debe ser el coronavirus cortapisa u óbice para el desarrollo de las transferencias". "Estar en crisis no impide preocuparse por el autogobierno, porque más autogobierno es más bienestar", expresa.

CORONAVIRUS

Tras señalar que disponer de autogobierno y poder gestionarlo de manera "responsable y razonable" es algo que se debe "poner en valor frente a las tentaciones de recentralización con la excusa del coronavirus", Urkullu destaca que Euskadi es la Comunidad que más PCR realiza y rechaza que se equivocara al impulsar la desescalada.

"Las opiniones que recibíamos eran que el coronavirus se podía mitigar en verano con el calor y las cosas han sido de otra manera. El verano es tiempo de encuentro social, la movilidad ha sido la que ha podido impulsar los contagios", advierte.

En este contexto, rechaza que falten rastreadores y sostiene que la pregunta sobre la Atención Primaria debe hacerse en comparativa con el resto del Estado: "El Gobierno vasco se ha comprometido a reforzarla con 400 profesionales más. El compromiso y la prioridad es que sean 4.000 más en estos cuatro años".

Respecto a la situación generada en el sector educativo, incide en que Euskadi es la comunidad con la ratio más baja de alumnos por profesor, pero "nada es seguro, ni en el ámbito de la educación, ni en las instituciones ni en los centros de trabajo... el riesgo existe en todas partes". Sin embargo, cree que la actividad ordinaria debe "normalizarse".

Por ello, cree que no está justificada una "medida de fuerza" como la huelga de este pasado martes cuando, además, "hay un compromiso de mantenimiento del profesorado y 1.000 profesores más". "Es curioso que solo en Euskadi hay huelga. Me gustaría que me dijeran qué es lo que se está haciendo mal y qué podría hacerse, si no es quedarse cada uno en casa. ¿Por dotar de más profesores vamos a evitar que haya un contagio? Creo que hay otras motivaciones", considera Urkullu, que añade que la huelga es una "estrategia" porque el Gobierno "dialoga".

A su juicio, las medidas adoptadas en Euskadi contra la pandemia "están siendo eficaces" y, en este sentido, ser pregunta "qué se consigue con una huelga y para qué sirve ante algo tan inédito como un virus mundial".

IMPUESTOS

Por otro lado, cree que, en estos momentos, "una bajada de impuestos lleva a un empobrecimiento mayor" y tampoco cree en la necesidad de una subida de impuestos que afecte mayoritariamente a la sociedad vasca, aunque se podrían analizar "nuevas tasas que obedezcan al propósito de una Euskadi más verde y más digital".

En este contexto, indica que el proyecto de Presupuestos vascos estará aprobado en Consejo de Gobierno antes de terminar el año y será remitido al Parlamento, entrando automáticamente en prórroga el 1 de enero a la espera de la tramitación en el Parlamento.

"El deseo es que esté aprobado a principios de año", afirma, para añadir que con la previsión de menor recaudación y caída del PIB, va a suponer una priorización, sin recortes en salud, educación y políticas sociales". Así, aboga por "evitar duplicidades" mediante una "gobernanza colaborativa e insiste en que no habrá recortes en los "servicios esenciales"

Además, reconoce que los fondos europeos "necesitan todavía mucha concreción" y cree que no tendría ninguna lógica que los fondos europeos se asignaran a Euskadi siguiendo el criterio del Cupo que se paga al Estado.

Cuestionado por una posible congelación de los sueldos de los funcionarios, indica que "no es una cuestión que hayamos planteado y ni siquiera sé si el Gobierno español está pensando en ello, o ha sido más bien un globo sonda".

Por otra parte, dice que le parece "bien" la disposición de EH Bildu a debatir sobre los PGE, siempre y cuando el Gobierno español "guarde el compromiso acordado entre el PSOE y el PNV". Además, recuerda que la izquierda abertzale llamó al PNV "españolazo" por pactar en Madrid, por lo que reconoce que le gustaría que la disposición que muestra ahora la traslade a Euskadi"

"El Gobierno español sabe qué es lo que tiene acordado el PSOE con el PNV. Y ya hubo una advertencia tras el acuerdo que alcanzaron, un acuerdo además inútil, entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para la prórroga del estado de alarma. Ya en aquel momento el PNV avisó al PSOE de que hay un compromiso escrito y de cuál es la relación preferente que debe guardarse por parte del Gobierno español, sobre todo en aquellas cuestiones que inciden en Euskadi", advierte.

Por otro lado, reconoce que sigue siendo republicano, aunque no hace "cuestión de este tema". "Sí creo que la Monarquía debe republicanizarse. Debería atender a mecanismos de transparencia, control y participación en la vida política e institucional de manera diferente a lo que hasta ahora ha sido", argumenta Urkullu, que asegura que en su encuentro con Felipe VI hablo de "todo y con franqueza" y está dispuesto a una "reflexión compartida".

Preguntado por la reunión de esta semana de ELA con la vicelehendakari Idoia Mendia, Urkullu afirma que "no es la primera vez en cuatro años", ya que "ha habido reuniones sectoriales y conversaciones" y él mismo tuvo una conversación telefónica durante el confinamiento con el secretario general de ELA, que le llamó para hablar sobre los ERTE".

También se refiere a la política penitenciaria y asegura que debe cambiar y que "una petición de perdón ayudaría" y, en relación al president de la Generalitat, Quim Torra, espera que no sea inhabilitado y que, si hay una condena, "sea proporcional a los hechos juzgados".

Por último, y cuestionado por la decisión de prescindir de las consejeras Nekane Murga y Cristina Uriarte, manifiesta que el relevo "no tiene nada que ver con la gestión del coronavirus sino con circunstancias personales".

Para leer más