7 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

Zapatero se compromete a no recortar derechos sociales y preparar la economía para la próxima fase alcista




   BARAKALDO (VIZCAYA), 11 (EUROPA PRESS-Carolina Jiménez) -

   El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lanzó hoy un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos ante la desaceleración económica garantizando que no recortará los derechos de los trabajadores y asegurando que las medidas adoptadas por el gobierno para paliar sus efectos servirán también para preparar a la economía para el próximo ciclo alcista.

   "Si estamos, y estamos en una desaclereación económica, puedo decir que cumpliré con mi palabra, no habrá ni decretazo ni recorte de los derechos de los trabajadores", aseguró, subrayando que el PSOE mantiene su intención de subir las pensiones, el salario mínimo y las ayudas a la vivienda, durante su intervención en la Fiesta de la Rosa de los socialistas vascos, que se celebró el el Bilbao Exhibition Center de Barakaldo. "Sabremos responder con coherencia y con rigor a los compromisos que hemos adquirido", manifestó.

   Además, Zapatero recalcó que si el Gobierno está tomando medidas "para paliar el momento económico", y mencionó las "ayudas fiscales y ayudas a la vivienda", así como la "incorporación de más vivienda protegida", lo hace "para paliar pero a la vez para preparar al país, a las empresas, a los trabajadores y a los innovadores" para que cuando "venga un momento económico internacional más favorable", España tenga "la fuerza y la musculatura suficiente para crecer más que otros y con más fuerza que otros y superarles en renta per capita y en capacidad de bienestar social".

   El también secretario general del PSOE insistió en sus promesas de campaña electoral al subrayar que pretende convertir España "en un país líder en innovación", en creatividad "para crecer mejor", en bienestar y empeñado en el desarrollo sostenible. "O hay desarrollo sostenible, o no hay desarrollo, o hay respeto a la naturaleza o la naturaleza nos acabará perdiendo el respeto a todos", remachó. Se refirió además a la batalla por la igualdad y aseguró que "digan lo que digan algunos machistas" el Gobierno no cesará en su empeño.

   Zapatero subrayó además su empeño por la modernización del País Vasco, la llegada de la alta velocidad ferroviaria y la conversión de la región en un centro tecnológico e insistió en su compromiso con los trabajadores, "con los que menos tienen, que cuando la economia no va también son los que más dificultades tienen, no muchos de los que tanto hablan".

   Por último, se refirió al próximo Congreso Federal que el PSOE celebrará del 4 al 6 de julio y al que pretende llegar como "la fuerza del cambio" y poner sobre la mesa "los grandes objetivos de la sociedad española para los próximos años con visión de futuro.