31 de marzo de 2020
2 de abril de 2008

Unos 300 especialistas en ganadería extensiva analizan en Cáceres el futuro del sistema de dehesa española

CÁCERES, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 300 veterinarios y técnicos especializados en ganadería extensiva, asistieron hasta hoy en Cáceres al VII Foro Pfizer de Sanidad y Producción y Ganadería de la Dehesa, en el que se tratan temas relacionados con la viabilidad y las oportunidades de futuro de este sector ganadero en el contexto actual de crisis.

Durante la inauguración, el director general de explotaciones agrarias de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Antequera Pintado, afirmó que la producción ganadera de la dehesa cumple con las exigencias del consumidor europeo en cuanto a sanidad, salubridad, respeto al medio ambiente y bienestar animal.

Además, destacó la importancia de este tipo de producción en Extremadura, que cuenta con 10.732 explotaciones de vacuno extensivo (93% del total); 16.717 de ovino-caprino (82% del total) y 10.507 explotaciones de porcino (82% del total), según informó en nota de prensa la organización del foro.

También reconoció el esfuerzo llevado a cabo por veterinarios y ganaderos para conseguir una mejora "muy considerable" de la situación sanitaria en las explotaciones, con la disminución en los últimos diez años de la presencia de tuberculosis bovina un 77%, de brucelosis bovina en un 59%, y de brucelosis ovina y caprina en un 90% y señaló que la subida de los piensos es un problema de "difícil control", ya que los precios se marcan en Estados Unidos, un país que produce el 70% del maíz que se comercializa en el mundo y el 46% del etanol.

Para Antequera, el reto de la ganadería extensiva extremeña radica en la producción. "El ganadero tiene que implicarse más en su futuro incrementando el valor añadido de sus productos y llegar al consumidor, mediante modelos como el cooperativismo, que tan bien ha funcionado en la agricultura", indicó.

El encuentro esta estructurado en una sesión general, en la que se han tratado temas comunes como biocombustibles y producción ganadera, cómo añadir valor a los servicios veterinarios, y la ganadería extensiva en el siglo XXI, y tres específicas para ovino, porcino y vacuno.

Mejorar la fertilidad, acoplar la paridera a la época de producción de hierba en la dehesa, la elección de razas adaptadas al medio, establecer la carga ganadera idónea y mejorar la comercialización y el marketing de estas producciones de calidad, son algunas de las claves que se manejaron para asegurar el futuro de este tipo de explotaciones.