3 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

El alcalde de Cáceres apela a la responsabilidad personal para no llegar a un "estado policial"

El alcalde de Cáceres apela a la responsabilidad personal para no llegar a un "estado policial"
Luis Salaya, alcalde de Cáceres - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

En la última semana se han interpuesto 71 denuncias por incumplir las normas sanitarias y 22 por ruidos de fiestas en pisos

CÁCERES, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha vuelto a apelar a la responsabilidad personal para cumplir las normas sanitarias con el objetivo de no tener que llegar a un "estado policial", ya que la evolución de la pandemia depende de las actitudes individuales de cada uno y, aunque la policía realiza labores de vigilancia y control de las medidas, "no se puede poner a un agente detrás de cada vecino de la ciudad".

Así lo ha indicado el regidor cacereño tras conocer que la Junta de Extremadura ha decretado la limitación de aforos al 50% en establecimientos públicos durante los próximos cuatro días, con lo que se pasa a una situación parecida a la fase 2.

Se trata de medidas similares a las que se pusieron en marcha hace algunas semanas cuando se incrementó la incidencia de casos en la ciudad, y que "dieron muy buenos resultados", ha dicho. "Estamos convencidos de que así será otra vez", ha subrayado Salaya, que ha lamentado imágenes de aglomeraciones no permitidas que se han podido ver en algunos espacios públicos, como el Parque del Príncipe.

Salaya ha incidido en que la policía sigue controlando las limitaciones de reuniones, las restricciones de aforo y el ocio nocturno no controlado, y ha añadido que se "hará un esfuerzo por hacer un seguimiento de que se cumplen todas las normas", al tiempo que ha vuelto a insistir en que "es una cuestión de comportamiento cívico" y de "cumplir con lo básico" para evitar las muertes por el Covid-19 y para que los negocios puedan seguir adelante.

"No esperemos a que venga un policía a decirnos que no podemos estar sin mascarilla o provocando una aglomeración en cualquier espacio", ha reclamado el primer edil. "Vamos a intentar que esto no dependa de la policía y que no tengamos que convertir nuestra sociedad y nuestras ciudades en un estado policial para que se cumplan las normas", ha sentenciado.

En este sentido, ha insistido en que ahora las medidas "están muy claras" como la restricción de movilidad de doce de la noche a seis de la mañana, uso obligatorio de la mascarilla, limitación de reuniones a seis personas e intentar evitar las fiestas de amigos y familias. "Vamos a cumplirlas", ha pedido.

A estas normas generales se suman las medidas adoptadas expresamente en la ciudad como el cierre del Olivar Chico de los Frailes o El Cuartillo para evitar reuniones de familiares y amigos este fin de semana de Todos los Santos.

En cuanto a otras restricciones en instalaciones municipales y espacios públicos, Salaya ha explicado que no hará falta modificar las que están en vigor actualmente porque el "exceso de celo" del Consistorio cacereño ha hecho que los estándares de seguridad en los edificios públicos estén diseñados teniendo en cuenta un escenario "peor" que el actual.

A la pregunta de cómo se organizará el trabajo de la Policía Local para la nueva responsabilidad de controlar que la población cumpla los confinamientos o cuarentenas, el alcalde ha respondido que se pondrán a disposición de esta misión "todos los medios disponibles de la policía local, en todos los turnos y en todas las horas".

"Se hará un seguimiento exhaustivo y se dedicará todo el esfuerzo a combatir el virus", ha señalado el regidor, que defiende la tarea de la Policía Local, que lleva trabajando "al cien por cien" desde el comienzo de la pandemia.

SANCIONES DE LA POLICÍA

En cuanto a las denuncias que ha interpuesto la Policía Local de Cáceres en esta semana por incumplimiento de las normas sanitarias, Salaya ha explicado que se elevan a 93 sanciones. De ellas, 12 personas han sido multadas por no usar mascarilla, lo que supone que desde la imposición de la obligación de su uso la ciudad suma 420 multas.

Las sanciones por exceder el número de seis personas en reuniones asciende a 27; por consumo de alcohol en la vía pública se han puesto 22 multas desde el inicio de semana, el mismo número que las denuncias por ruidos generadores de molestias, así como otras diez por infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana, una de ellas con decomiso de sustancias estupefacientes.

Para leer más