30 de noviembre de 2020
1 de septiembre de 2007

La Consejería de Igualdad y Empleo de Extremadura entrega en adopción un bebé español a una pareja de la región

MÉRIDA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Empleo de la Junta de Extremadura, Pilar Lucio Carrasco, realizó ayer, en nombre del Gobierno regional, la primera entrega de un bebé de nacionalidad española a sus padres.

El pequeño, de un mes de edad, ha sido adoptado por una pareja extremeña que había solicitado la adopción de un menor a la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad y Empleo, cumpliendo "todos los requisitos" que el Gobierno autónomo exige al respecto.

Con el acto de ayer, la consejera de Igualdad y Empleo significó la importancia que tendrán en esta legislatura las políticas dirigidas a la protección de menores y a promocionar en la región el programa de adopción nacional, con el objetivo --explicó-- de dar una alternativa familiar a aquellos niños de la comunidad autónoma que no pueden convivir con sus familias biológicas debido a una grave situación de desamparo, que exige la separación definitiva del núcleo familiar de origen, informó la Junta en una nota remitida a Europa Press.

No obstante, la Consejería de Igualdad y Empleo hizo hoy hincapié en que los casos de menores extremeños que pueden ser sujeto de adopción por familias extremeñas son "muy escasos", de ahí que la cifra de niños procedentes de la adopción internacional "multiplique" a la de menores nacionales.

Asimismo, desde la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad y Empleo se insiste en que la política en materia de protección de los menores 'pone su acento' en la permanencia con la familia biológica por entender que "es un derecho superior del niño", razón por la que según el Ejecutivo extremeño son "muy pocos" los menores susceptibles de ser adoptados.

En este contexto, la Junta resaltó que ella dirige sus esfuerzos al acogimiento familiar, bien sea con familia extensa (abuelos, tíos...) o bien con otras familias, salvaguardando el derecho del menor a tener contacto con sus padres biológicos y trabajando con el objetivo del retorno del menor a sus familia. Sólo cuando esto no es posible se opta por la adopción autonómica, explican desde Infancia y Familias.

REQUISITOS DE LOS SOLICITANTES.

Finalmente, la Consejería de Igualdad y Empleo informó de que podrán solicitar la adopción en Extremadura aquellas personas que, residiendo en la comunidad autónoma sean mayores de 25 años. Y en el caso de matrimonios y parejas de hecho, han de estar inscritas como tales en el Registro de Parejas de Hecho de la Consejería de Igualdad y Empleo.

Además, los adoptantes han de tener, al menos, 14 años más que el menor adoptado, y también han de ser declarados psciosocialmente idóneos por el órgano competente, que es la Dirección General de Infancia y Familias.