12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    El consumo de áridos para la construcción baja un 15,3% en 2009 en Extremadura y se sitúa en 8,5 millones de toneladas

    MÉRIDA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El consumo de áridos para la construcción ascendió a 8,5 millones de toneladas en 2009 en Extremadura, lo que representa un descenso del 15,33 por ciento con respecto al año anterior.

    En el conjunto nacional, el consumo de áridos registró en 2009 un descenso del 29,30 por ciento con respecto al año anterior, y se situó en 234,8 millones de toneladas.

    Con estos datos, cabe destacar que Extremadura es la región en la que menos descendió el consumo de áridos durante el pasado año, casi la mitad que la media nacional, y seguido por el País Vasco (-20,17%) y Galicia (-20,72%).

    Así se pone de manifiesto en el informe difundido por la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos (Anefa) en la asamblea general que celebró en Madrid, y en la que calificó de "alarmante" la caída del consumo el pasado año.

    Destacó Anefa que las previsiones para 2010 son "negativas" ya que se prevé "un nuevo retroceso del consumo de áridos para la construcción de entre -10% y -15%, respecto a 2009, es decir, entre 200 y 215 millones de toneladas, niveles similares a los de los años 1993 y 1994".

    El presidente de Anefa, Javier Andrada Andrada, destacó que "tras la importante caída del 31% experimentada en 2008, nuevamente en 2009, se ha producido un fuerte retroceso de la actividad, con una evolución territorial muy desigual", mientras que en 2009 la caída fue del 29%, "lo que acumula un 51,4% en los dos años", lamentó.

    El inicio de 2010 experimentó "esta misma tendencia" resaltó el director general de la asociación, César Luaces, quien destacó que se acumulan "nuevas caídas, condicionada, además, por la adversa climatología y las elevadas incertidumbres económicas".

    Unos datos que, según apuntó "hacen previsible una nueva disminución del consumo nacional de áridos para la construcción de cerca del 15 por ciento", por lo que "las expectativas muestran, para los próximos 5 años, que muy probablemente no se recuperarán niveles de consumo por encima de los realizados en el año 1998".