29 de marzo de 2020
27 de abril de 2008

Empresas extremeñas se beneficiarán de las ayudas para mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo

MÉRIDA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las empresas extremeñas de hasta 50 trabajadores podrán beneficiarse de las ayudas aprobadas en el último Consejo de Gobierno, celebrado el pasado viernes, para que incentiven, fomenten y pongan en marcha acciones que mejoren la seguridad y la salud en los centros de trabajo, y logren así la correcta implantación de la Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales.

Serán, por tanto, objeto de estas ayudas la adecuación de centros de trabajo como equipos e instalaciones, de la señalización, de las instalaciones para el control de contaminantes de naturaleza química, física y/o biológica, la adaptación ergonómica del puesto de trabajo, la sustitución de equipos que impliquen riesgos, o cualquier otra medida relacionada con los objetivos perseguidos y que pretendan una mejora efectiva de las condiciones de trabajo, con especial referencia a los principios de acción preventiva referidos en el artículo 15 de la citada Ley 31/1995.

El porcentaje de las ayudas aprobadas, según informó la Junta, alcanzará hasta el 50% de la inversión realizada por las empresas para implantar estas acciones, limitándose la subvención máxima a 4.000 euros.

Esta medida está contemplada en el V Plan de Actuación para la Prevención de Riesgos Laborales 2008 - 2011, y cuenta para 2008 con un presupuesto total de 394.000 euros, un 97% más que en el anterior ejercicio, aumentando, por tanto, el número de empresas al que va dirigida.

Este incremento fue uno de los acuerdos al que el Gobierno extremeño y los agentes sociales y económicos de Extremadura llegaron, en el marco de la firma del citado V Plan de Actuación para la Prevención de Riesgos Laborales.

Gracias a este Acuerdo, fruto del Diálogo Social, se cumple el compromiso que adquirió la Junta de Extremadura con el Gobierno central y el resto de comunidades autónomas, además de con los agentes sociales y económicos de ámbito estatal, el pasado verano, cuando fue aprobada por unanimidad la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo.