28 de mayo de 2020
27 de agosto de 2014

El Gobierno regional espera reducir "a cero" la lista de espera de la Renta Básica hasta final de año

El Gobierno regional espera reducir "a cero" la lista de espera de la Renta Básica hasta final de año
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno extremeño ha aprobado este pasado martes un decreto ley que "agilizará" los trámites relacionados con la concesión de la Renta Básica en la región con el objetivo de reducir "a cero" la lista de espera "de aquí hasta final de año".

   La nueva normativa, que deberá ser aprobada ahora en el Parlamento autonómico, "simplificará" la documentación que tienen que presentar los futuros preceptores, reduciendo "la carga burocrática" e incluirá en dicha tramitación a los Servicios Sociales de Base de los ayuntamientos para elaborar solicitudes y formularios, así como para el requerimiento de documentación en caso de que sea necesaria.

   Así lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa la consejera de Empleo, Mujer y Políticas Sociales, María Ángeles Muñoz, que además ha indicado que se facilitará "una línea 900" gratuita, a través de la cual "los solicitantes podrán conocer el estado de su petición", así como una oficina de Atención personalizada en los propios servicios de base.

   Otra de las medidas que incluye el nuevo decreto ley, es la ampliación del período de concesión de esta prestación de seis meses a un año, para  reducir la "carga administrativa", según ha señalado.

   Además, a partir de la entrada en vigor de la normativa, una vez que haya sido aprobada en el Parlamento extremeño, los solicitantes solamente deberán aportar como parte de la documentación, información personal, de tal forma que "se evita el cumplimiento de las obligaciones a aquellos que no han sido solicitantes, y en caso de incumplimiento la exención de responsabilidades", ha explicado Muñoz.

INSERCIÓN LABORAL DE LOS BENEFICIARIOS

   También ha destacado que la nueva normativa fomentará "la inserción laboral" entre los beneficiarios de la renta básica en la región, porque el objetivo que busca el Gobierno, dice, es una inclusión "plena" en la "vida social y laboral" de todas las personas que se encuentren en "cierta dificultad sociolaboral" y que así puedan tener una "independencia" económica y en "su vida".

   El decreto ampliará la cobertura, también, hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad y simplificará los recursos económicos de la unidad familiar.

   Con el nuevo sistema, los Servicios Sociales con "una herramienta digital" diseñada por el Servicio Extremeño de Salud (SES) para rellenar los formularios, de forma que, una vez que tengan el informe "favorable" lo remitirán a la Consejería de Empleo, que tras cruzar los datos de la solicitud con Hacienda, emitirá la resolución y orden de pago, a través de la Dirección General de Empleo.

   En cuanto a los tiempos estimados en la concesión de las ayudas, María  Ángeles Muñoz ha indicado que "cada caso es diferente" y que las peticiones puede sufrir "retrasos" por cuestiones burocráticas, no obstante, ha destacado que con la "nueva herramienta informática" que se pondrá en marcha para agilizar los trámites de la Renta Básica, los tiempos de espera podrían ser de "en torno a un mes".

   El objetivo, ha señalado, es conseguir la lista de espera "cero" en la renta básica gracias a este nuevo mecanismo de concesión "directa y automática" ante de que finalice el año.

3.500 BENEFICIARIOS EN EXTREMADURA

   En la actualidad el Gobierno ha concedido, según la consejera, un total de 3.500 ayudas de Renta Básica, aunque no ha podido concretar el número de solicitudes que se encuentran en estos momentos en tramitación o con algún documento dentro del proceso administrativo.

   Si bien, ha aclarado, en referencia a estos últimos, que pueden ser que tengan algún documento "ya contabilizado" o que se traten de expedientes que están "en requerimiento de subsanación" y que por lo tanto, "dependen de la fecha de entrega de la documentación pendiente".

   Además, ha dicho que el número de solicitudes "en el día de hoy son las mismas que ayer" una situación en la que influyen, según Muñoz, factores como "los desistimientos o la situación de la Administración"; y que además a partir de la entrada en vigor la nueva normativa, el sistema de gestión de tramitación cambiará y por lo tanto, las solicitudes se "movilizan con más agilidad".

   En cuanto al tiempo transcurrido desde la puesta en marcha de las ayudas, hasta la implantación del nuevo decreto ley, en respuesta a preguntas de los periodistas, la consejera de Política Social ha considerado que "no se ha tardado", sino que "se han visto cuáles eran las circunstancias" y a este respecto, y frente a otras comunidades autónomas donde las listas de espera "son de un año", el sistema de gestión en la región "se ha mejorado".

   En este sentido, ha recordado que la Consejería de Salud y Política Sociosanitaria, que hasta la última remodelación del Gobierno extremeño gestionaba las ayudas de la Renta Básica, "implantó un derecho", que permitía incluir "mejoras" en las ayudas, dado que Extremadura partía con las mismas condiciones que el resto de comunidades.

   Por último, ha resaltado que con estas modificaciones el Gobierno extremeño quiere "buscar la perfección" y ser "pionero" en la gestión de políticas sociales.