16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Las Hermanas de la Cruz cuentan con cuatro casas de asistencia en la Diócesis de Mérida-Badajoz

    MÉRIDA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Congregación religiosa 'Instituto de las Hermanas de la Cruz', fundada por la santa sevillana Sor Ángela de la Cruz y que mañana domingo reciben la Medalla de Extremadura en reconocimiento a su labor, cuenta con cuatro casas de asistencia en la Diócesis de Mérida-Badajoz, concretamente en Villafranca de los Barros; Zafra; Oliva de la Frontera y Jerez de los Caballeros.

    Según informa Iglesia en Camino y recoge Europa Press, la congregación religiosa fue fundada por la religiosa católica Sor Ángela de la Cruz, nacida en Sevilla en 1846 de padre andaluz y madre de origen extremeño.

    Con una entrega "sin reservas" al servicio de los "enfermos, de los abandonados, de los desvalidos y de la infancia desasistida", la vida de Sor Ángela de la Cruz, fue una manifestación "constante del pensamiento de San Agustín: 'la medida del amor es un amor sin medida'".

    Tras su muerte, en marzo de 1932, el Ayuntamiento de Sevilla decidió por unanimidad que constase en acta el sentimiento de la Corporación por la pérdida de la religiosa, y acordó rotular con su nombre la entonces llamada Calle Alcázares, donde está ubicada la Casa Madre. En el año 2003 fue canonizada por el Papa Juan Pablo II.

    La obra de las Hermanas de la Cruz, a partir de su fundación en 1875, se extendió con rapidez a toda Andalucía, a Extremadura, Castilla la Mancha y León, Valencia, Madrid, Canarias, Italia e Hispanoamérica, centrando siempre su actividad en la asistencia material y espiritual a los más necesitados.

    En Extremadura, desde 1890, año en que se llevó a cabo la fundación de la casa filial de Villafranca de los Barros, su obra y la de sus sucesoras ha sido "fiel testimonio de desprendimiento y humildad".