23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    La historiadora Mirta Núñez destaca el papel de la mujer como "protagonista y sujeto pasivo" en la represión franquista

    VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ), 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La historiadora y profesora de la Universidad Complutense de Madrid Mirta Núñez destacó hoy, en las Jornadas históricas 'La Memoria que nos lleva' que se celebran en la Casa de la Cultura de Villafranca de los Barros, el papel como "protagonista y sujeto pasivo" de la mujer en la represión franquista.

    Una mujer que, según ha explicado Mirta Núñez en declaraciones a Europa Press, "siempre" está en la "retaguardia de la historia pero tiene un papel fundamental, es sujeto protagonista también desgraciadamente de la represión, muchas de ellas fueron también asesinadas y sufrieron represalias económicas, condenadas a la pobreza, expulsadas del trabajo quien lo tenía, aunque también la sufrió como sujeto pasivo por ser esposa, madre, hija o novia de".

    Núñez Díaz-Balart explicó que "muchas mujeres tuvieron un papel fundamental por ejemplo en aportar alimentación a los presos, muchos de ellos pudieron sobrevivir gracias a ellas". La historiadora y profesora de la Universidad Complutense de Madrid se refirió también a la prensa de la época diferenciando la etapa del franquismo y la posterior.

    "Este tema no es un tema familiar sino de interés para España que es mi nación, aunque no olvide mis raíces, es importante que se conozca la historia de España", manifestó Mirta Núñez, de origen cubano pero nacionalizada española.

    Y en cuanto al cambio de protagonismo de la mujer en las diferentes etapas de esa historia, explica que "a partir del triunfo de los militares golpistas en la guerra civil evidentemente hay otro modelo de mujer que se debe dedicar exclusivamente al hogar y la familia, algo que suele complementar, porque no es que antes no se cuidase este aspecto sino que se le había dado todo tipo de derechos cívicos a la mujer que no tenía previamente".

    Así, se presenta "con la nueva etapa a otro modelo de mujer pero con la gran ironía de que a las mujeres que habían defendido la República se les hizo caer sobre sus hombros el sostenimiento de su familia, se les condujo a la miseria y tenían que sostener a los presos, a los hijos, incluso a veces a los abuelos, porque el cabeza de familia estaba encarcelado e incluso a veces había sido fusilado".