30 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

9-M.- Ibarra defiende el "veto" de la oposición en materia terrorista para que PSOE y PP estén juntos "a la fuerza"

Añade que con su propuesta ETA no podrá "decretar nunca más una tregua", sólo la entrega de armas y su disolución

MÉRIDA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas extremeños, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, defendió hoy que se conceda al principal partido de la oposición la capacidad de vetar posibles procesos de negociación con ETA porque así se garantizaría que en el futuro PSOE y PP tendrían que "estar juntos a la fuerza" en materia antiterrorista, al margen de que sea uno u otro el que gobierne en España.

En una entrevista concedida a Europa Press en la que explica la enmienda sobre terrorismo que ha presentado para la Conferencia Política de su partido, Ibarra dice estar "seguro" de que tendrá el apoyo del PSOE extremeño y también del Gobierno.

Su propuesta implica además, destacó Ibarra, que ETA "ya no puede decretar nunca más una tregua", sólo anunciar que se disuelve. "La banda tienen que decir 'quiero hablar porque entrego las armas, porque definitivamente me disuelvo'; en ese momento el Gobierno que esté tiene que pedir autorizacion al principal partido de la oposición", puntualiza.

"Temo cuando se celebren elecciones del 9 de marzo vuelvan a decretar una tregua", advierte Rodríguez Ibarra, quien subraya que su propuesta pretende que sean los "demócratas" los que lleven "la inciativa" contra los terroristas y que "ETA acabe con el juego de matar, parar, dialogar, que tan bien le sale en algunas ocasiones".

"Estoy seguro --apostilló-- de que mi partido me apoyará en Extremadura y estoy seguro de que también me apoyará el Gobierno de España; esto al final no es ni más ni menos que lo que el presidente del Gobierno ha manifestado en los últimos meses: no va a negociar con ETA y quiere la unidad de los demócratas".

NO HACER "EL JUEGO A ETA".

El ex presidente de la Junta de Extremadura subraya que su objetivo es "remachar esa unidad, de tal forma que haya un documento que diga que PP y PSOE, PSOE y PP, tienen que ir juntos y que uno sobre el otro tiene capacidad de veto, reconociendo que la lucha antiterrorista siempre es responsabilidad del Gobierno".

Preguntado acerca de posibles reacciones a su propuesta en las que se le culpara de beneficiar o hacer el juego al Partido Popular, Rodríguez Ibarra sentenció que lo que él no quiere es "hacer el juego a ETA" y lo que sí quiere es poner fin a la "división entre los principales partidos".

"Lo que no quiero es hacer el juego a ETA, y creo que sería bueno que definitivamente los demócratas cortáramos cualquier ilusión o esperanza que pueda tener la banda", expone Ibarra, quien insiste en que él no pretende "hacer el juego a nadie".

"Y, desde luego, si le hiciera el juego sería inconscientemente", apostilla el dirigente socialista, quien subraya que su mensaje a los dos partidos mayoritarios es que "no pueden estar separados de este asunto ni un minuto más, tienen que estar juntos a la fuerza".

El secretario general del PSOE extremeño reiteró que le concede "capacidad de veto" al principal partido de la oposición en esta materia, porque le parece que "no es posible" que sí "tenga veto para nombrar al director general de RTVE o para nombrar a los jueces del CGPJ y no tenga esa capacidad cuando se trata de algo tan fundamental para la vida democrática española como es la lucha contra ETA".

Preguntado sobre las posibilidades de que su enmienda, remitida ayer, sea incorporada al documento final de la conferencia, Ibarra explica que él la presenta para "meter un elemento de reflexión o debate". "Si esta esta enmienda sirve para ayudar, sirve para marcar caminos que ya están, por cierto, bien trillados por parte del Gobierno y por parte del ministro del Interior, si eso sirve para consolidar la fuerza de los demócratas contra ETA, bien; si acaso eso sirviera para obstaculizar, pues entonces no tendría ningún inconveniente en que la rechacen", señaló.

En cuanto al conocimiento de su contenido por parte del PSOE extremeño, Ibarra indica que la conoce algún miembro de la ejecutiva regional. No obstante, explica que la conferencia "no se basa en discusiones de federaciones, sino en discusiones de militantes". "Y no he solicitado el apoyo del partido en Extremadura porque cada miembro que va a esa conferencia tiene libertad y autonomía para presentar las enmiendas que considere oportunas", dijo.

El secretario general de los socialistas extremeños propondrá en la Conferencia Política de su partido, a través de enmienda al documento marco, que el PSOE se comprometa "ante la ciudadanía a no aceptar ningún tipo de diálogo con la banda terrorista".

Dicho rechazo al diálogo se mantendrá "cualquiera que sean las circunstancias, salvo que el procedimiento venga avalado por el primer partido de la oposición, al que se le reconoce capacidad de veto en esta materia".

"En todo caso, --subraya el texto de la enmienda-- será condición necesaria la declaración pública de la banda de que se disuelve definitivamente como organización terrorista".

ANV Y PCTPV.

Preguntado por la actuación del Gobierno respecto a ANV y el PCTPV y su previsible ilegalización, Ibarra dijo que el Ejecutivo de la Nación se ha estado "armando de paciencia y de datos para que no haya ningún juez que por falta de pruebas nos deje con el culo al aire a los demócratas".

Así, Ibarra precisa que es necesario "argumentarlo bien" para que "el juez que tenga que juzgar no tenga ninguna duda de que esos canallas no pueden ir en las listas electorales". "Las prisas son malas consejeras en algunas ocasiones, porque después está Estrasburgo, que siempre nos espera a la vuelta de la esquina", concluye Ibarra, en referencia al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, radicado en la citada localidad francesa.