16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 5 de septiembre de 2009

    La Junta de Cofradías de Villafranca de los Barros (Badajoz) homenajea al padre Herce por su entrega y servicio

    VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ), 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Junta Superior de Cofradías de Villafranca de los Barros (Badajoz) hizo entrega ayer al término de la novena de la Virgen Coronada, patrona de la localidad, de un reconocimiento al padre jesuita, José Luis Fernández Herce.

    "Las cofradías queremos estar presentes en la vida de los villafranqueses más allá de la preparación y celebración de la Semana Santa, como parte integrante y activa de nuestra comunidad cristiana", apuntó en declaraciones a Europa Press el responsable de la Junta de Cofradías, Juan Roco,

    Por eso, en el marco del Santuario de la Patrona la Virgen Coronada, quisieron hacer un reconocimiento al padre Herce, que "sin ser de Villafranca, se considera y lo consideramos todos como un villafranqués más desde hace muchos años".

    Aunque nacido en Peñarroya, en Córdoba, tiene raíces extremeñas y en Extremadura ha pasado gran parte de su vida ejerciendo el sacerdocio, pero "sobre todo ejerciendo la entrega a los demás, a diario, sin hacer ruido, con alegría y con un espíritu de servicio envidiable, que constituye un ejemplo de entrega para cualquier cristiano", explican desde la organización.

    Además de ejercer en Extremadura también ha pasado por Japón, por Bolivia y Perú, y es que el padre Herce cuenta con más de cincuenta años de sacerdocio dentro de la Compañía de Jesús, y desde 1983 forma parte del equipo sacerdotal de la Parroquia de Santa María del Valle.

    Sobre todo, el padre jesuita trabaja en la "tarea de atender a los enfermos e impedidos, llevándoles a sus casas la sagrada Comunión y los sacramentos de la Confesión y de la Unción de los Enfermos".

    Continúan explicando que "a pesar de sus años más que superados, no le faltan ganas y fuerzas para dedicar diariamente varias horas a este ministerio, recorriendo las calles de Villafranca, con la bendición de Dios".