14 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

La Junta y la Diputación de Cáceres firman un convenio para eliminar residuos de construcción en el norte de Cáceres

La Junta y la Diputación de Cáceres firman un convenio para eliminar residuos de construcción en el norte de Cáceres
EP/DIP-CACERES

CÁCERES, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, y el presidente de la Diputación Provincial de Cáceres y presidente del Consorcio Medio XXI para la gestión de servicios medioambientales de la provincia de Cáceres, Juan Andrés Tovar, han firmado este jueves un convenio piloto para la eliminación de los residuos de la construcción y la demolición en 137 municipios del norte de la provincia de Cáceres.

Con este convenio se pretende dar respuesta a una demanda de alcaldes de la provincia que insisten en buscar una solución a los "graves problemas" de las escombreras municipales de grandes y pequeñas obras, según ha señalado durante su intervención en rueda de prensa el presidente de la Diputación cacereña.

El presupuesto del convenio asciende a 9.143.611 euros, de los que la Diputación cacereña aporta 5.363.716 euros y de éstos el 70 por ciento procede de fondos Feder y el 30 por ciento de fondos propios de la institución. La cantidad restante será aportada por la Junta de Extremadura.

El plan podrá ponerse en marcha una vez realizada la concesión administrativa, posiblemente antes de finalizar el año, y de la cantidad presupuestada se destinarán 2 millones de euros para el sellado de las escombreras ya existentes en los municipios de la zona norte de la provincia de Cáceres.

José Luis Navarro ha señalado la importancia de este plan piloto que supone una gestión unitaria de los residuos de la construcción y la demolición, del que "se podrán extraer conclusiones para su aplicación en la zona sur de la provincia de Cáceres y posteriormente en la provincia de Badajoz".

"Entendemos la necesidad de una actuación y coincidimos en este interés con la Diputación de Cáceres, ya que la mayoría de los ayuntamientos no tienen por sí mismos capacidad ni recursos y además no sería viable un tratamiento individual de los Residuos de la Construcción y la Demolición", ha agregado el consejero.

La Diputación de Cáceres viene trabajando en esta materia y solicitó una ayuda que fue concedida para la realización de un estudio como punto de inicio del trabajo en el tratamiento y reciclaje de este tipo de residuos. Un estudio en el que se recoge la creación de 16 plantas de transferencia que correrán a cargo del Feder, así como una planta de reciclaje a cargo de la empresa concesionaria.

Además, los municipios que no dispongan de ninguna de las dos estructuras contarán con puntos de acopio para el tratamiento de obras menores, según ha destacado Tovar, quien ha añadido que se trata "en definitiva" de crear una infraestructura que "sirva como punto de apoyo a los municipios y así solucionar sus problemas con los residuos de la construcción y la demolición, un nuevo servicio que como tal requerirá también nuevos puestos de trabajo".