27 de mayo de 2020
19 de septiembre de 2008

Navarro confirma que Extremadura centra entre el 20 y el 25 por ciento de la energía fotovoltaica del país

La Junta solicita al Ministerio de Industria la aprobación de un contrato a largo plazo para los grandes consumidores de energía

MÉRIDA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, confirmó hoy que las expectativas marcadas para la región respecto a la producción de energía fotovoltaica se "han cumplido con creces" y que la comunidad autónoma, con 375 megavatios, concentra entre el 20 y el 25 por ciento del total de los generados en el territorio nacional.

Sin embargo, pese a esta "satisfactoria" realidad, la Junta de Extremadura está a la expectativa de lo que pueda suceder de cara a la aprobación de la nueva normativa que en materia de energía fotovoltaica el Ministerio de Industria hará efectiva en las "próximas semanas" y, de cuyas condiciones dependerá la implantación de nuevas plantas o industrias de ensamblaje de módulos y placas.

José Luis Navarro hizo estas declaraciones al término de la reunión que mantuvo hoy en el edificio de la consejería en Mérida con el presidente de Solaria, Enrique Díaz, durante la que se abordaron posibles inversiones de esta empresa nacional en Extremadura.

Respecto a este encuentro, el segundo que se ha producido en los últimos dos meses entre ambos, el consejero avanzó que Solaria está estudiando las posibilidades de instalar una fábrica de placas fotovoltaicas en la región, en base a las propias expectativas de crecimiento de la empresa, sujetas a lo que estipule la nueva regulación del ministerio.

PREOCUPACIÓN ANTE LA NUEVA NORMATIVA

Por su parte, el presidente de Solaria señaló que las perspectivas del sector de la energía fotovoltaica de cara al nuevo Real Decreto "no son muy halagüeñas", pues la limitación que plantea el ministerio hace que el número de megavatios contemplados "se queden un poco cortos".

En el borrador del citado Real Decreto, Industria planifica reducir en un 35 por ciento las primas al sector fotovoltaico y además establecer un techo de 300 megavatios en total para nuevas instalaciones.

Esta normativa "recorta sustancialmente" las primas que recibe este sector para su desarrollo, y establece topes para creación de nuevas instalaciones, cuyas primas se pagan a través de la factura de luz de todos los españoles. De todos modos, dijo, hasta que la nueva normativa no esté aprobada y firmada, el sector "prefiere no especular" al respecto.

El consejero Navarro, no obstante, señaló que el Real Decreto viene motivado porque el ministerio "de alguna manera, tiene que poner una cierta limitación a la energía fotovoltaica, para que la tarifa eléctrica que pagan los ciudadanos y de la que sale esta prima, suba dentro de unos márgenes razonables".

FÁBRICA DE MÓDULOS Y CÉLULAS

Pese a lo anterior, el presidente de Solaria comentó que la inversión que están estudiando para acometer en Extremadura "en principio, tiene unas expectativas optimistas de realización".

En concreto, la empresa planifica instalar en la región una fábrica de módulos y células fotovoltaicas, cuya ubicación, capacidad de producción, número de puestos de trabajo, entre otras cuestiones "aún están por definir".

"Habrá otra reunión de trabajo próximamente para centrar más los temas y decidir si se realiza o no", dijo, y avanzó que el porcentaje de empleos que podría generar esta industria "dependerá también de cuántos megavatios" pretende incrementar la empresa entre los años 2010 y 2012.

Otro de los factores que "influirá" en la decisión de colocar esta fábrica en la región, agregó, "depende de las expectativas de negocio" que Solaria tenga en otros países europeos, tales como Italia, Francia y Grecia, "cuya evolución fotovoltaica está siendo muy importante" y respecto a los que la empresa aspira a "convertirse en su principal proveedor" de módulos.

GRANDES CONSUMIDORES DE ELECTRICIDAD

Al margen de lo anterior, el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente valoró además la advertencia que el pasado día 17 hizo Siderúrgica Balboa respecto al "grave peligro" que, a su juicio, corren las industrias de su calado si no se adoptan medidas que palien el incremento del coste de la energía, tras la regulación de la tarifa eléctrica.

En este sentido, Navarro anunció que la Junta de Extremadura ha solicitado al Ministerio de Industria la aprobación de una regulación específica para que los "grandes consumidores de electricidad", como Siderúrgica Balboa, dispongan de un contrato "a largo plazo", que "no dependa" de los cambios en la factura de la electricidad.

Según explicó, en España "no llegan a 100" las industrias catalogadas como grandes consumidoras de energía eléctrica. Siderúrgica Balboa, en concreto, dijo, consume el diez por ciento del total de energía que se usa en la comunidad autónoma.

El planteamiento de la administración regional, que también ha llegado al ministerio a través de las propias industrias afectadas por los cambios en la tarifa, se traduce en la creación de una tarifa "diferenciada" de la del resto de consumidores, tal y como sucede en otros países europeos, apuntó.

De todos modos, el consejero aclaró que el "problema" de estas empresas "no tiene nada que ver" con la evolución general de las tarifas de la luz, ni con la nueva regulación de energía fotovoltaica.

PROYECTOS EÓLICOS

Finalmente, Navarro anunció que "aproximadamente en unos cuatro meses" la Junta aprobará la nueva regulación en materia de energía eólica a nivel regional.

En esta línea, comentó que aquellos proyectos eólicos que por motivos "subsanables" quedaron rechazados en el procedimiento en curso, tendrán "una nueva oportunidad" para presentarlos en el marco de la futura normativa.

Asimismo, en relación a cinco parques eólicos planificados para la zona de Sierra de Gata, en la frontera con el vecino Portugal, Navarro explicó que su tramitación "ha quedado en suspenso", a la espera de un informe que deberá entregar el Gobierno portugués.