7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 18 de diciembre de 2009

    El PP de Cáceres asegura que la situación del agua en la ciudad está "al límite"

    CÁCERES, 18 Dic. (EUROPA PRESS) - -

    El Grupo Municipal del Partido Popular de Cáceres aseguró hoy que la situación del agua en la ciudad está "al límite" y que cuando la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, afirma que el suministro está garantizado, "no es así", puesto que, según sus palabras, la ciudad "corre el riesgo de quedarse sin agua potable en cuatro o cinco meses".

    Con estas palabras se manifestó el edil 'popular' Joaquín Rumbo durante una comparecencia que tuvo lugar en el Edificio Valhondo, en la que estuvo acompañado por la portavoz de su grupo, Elena Nevado, y durante la que aprovecharon para analizar las instalaciones del edificio cacereño.

    Según Rumbo, no se sabe cómo van las obras del trasvase del Portaje, e incidió en que se desconoce "para cuándo van a estar, ni si se van a licitar los tramos que faltan", además añadió que "únicamente" están pendientes de que llueva, puesto que el Guadiloba se encuentra al 38 por ciento de su capacidad "y no todo es utilizable".

    Por ello, instó a Carmen Heras a dirigirse a la ciudadanía cacereña para que "le explique cómo está la situación del agua" puesto que, incidió, "los informes técnicos aseguran que se encuentra al límite".

    EDIFICIO VALHONDO Y ALDEA MORET

    Por otro lado, Rumbo se refirió al Edifico Valhondo, donde, según indicó, han comenzado hoy mismo las obras del campo de fútbol "que llevan nueve meses paradas", sobre lo que explicó que "han comenzado cuando el Partido Popular denuncia que están paradas".

    Igualmente, habló sobre el autobús Urban, que se encuentra estacionado en el aparcamiento del edificio, y sobre el que aseveró que está "mojado y destrozado", al tiempo que indicó que pedirán el contrato del vehículo porque no se creen que esté paralizado por falta de fondos, como aseguran que les indican desde el ayuntamiento.

    Finalmente, el edil 'popular' habló sobre el paso a nivel de Aldea Moret, que se está haciendo "por el Partido Popular, gracias a una obra que se firmó entre la Junta de Extremadura, el anterior alcalde, José María Saponi, y la empresa Adif".

    "Es una obra que se dilató en el tiempo y se contrató y adjudicó con el PSOE, con la orden de demorarse para que no pareciese del Partido Popular. Desde entonces, han subido los precios por lo que no se ha podido hacer y ahora la Junta ha tenido que poner más dinero", aseguró Rumbo.

    Al respecto, concluyó afirmando que esta obra "no es un marronazo del PP, sino una ineficacia del Partido Socialista" porque los 'populares', agregó Rumbo, la dejaron "prácticamente para empezar".