27 de mayo de 2019
  • Domingo, 26 de Mayo
  • 25 de agosto de 2008

    El PP califica como "un disparate" la venta de viviendas sociales porque ello "agravaría" la "crisis" inmobiliaria

    MÉRIDA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de Comunicación del PP extremeño, Tomás Martín Tamayo, calificó hoy como "una tontería" y "un disparate" la medida de venta de viviendas sociales planteada por el Gobierno regional, porque a su juicio con ella se "agravaría" la "crisis" inmobiliaria, y reclamó al Ejecutivo autonómico que rectifique el "error" que para su partido ello supone.

    En rueda de prensa hoy en Mérida, y tras aclarar que el PP no culpabiliza a la Junta de la "crisis galopante" que sufren la agricultura o el sector inmobiliario, entre otros, afirmó que "una competencia al sector (inmobiliario), que no encuentra compradores, ahondará en la crisis del sector" ya que a su juicio los compradores no acudirían a la compra de viviendas libres.

    Reclamó así al Ejecutivo extremeño que busque "soluciones de alguna forma" a la "crisis" con medidas que no supongan "un disparate" como la venta de viviendas sociales, con la cual según el 'popular' la Junta "pretende engrosar los presupuestos de 2009".

    "En Extremadura hay que buscar soluciones de dentro a un problema que viene de fuera", sentenció en referencia a la "crisis" Martín Tamayo, quien exigió "algo más que soluciones de parcheo" como "la competencia con el sector" que plantea, dijo, la Administración autonómica.

    El 'popular' reclamó igualmente el "cese fulminante" del "inútil" consejero de Fomento, José Luis Quintana, quien a su juicio es el responsable de la medida "error" de la venta de viviendas sociales, y rechazó también que éste acusase al PP, según Tamayo, de "dar una puñalada empresarial al sector" por las críticas de dicha formación política a la medida.

    En esta línea, apuntó que a su juicio "lo que debe hacer la Junta es intentar dar soluciones a la crisis galopante", fundamentalmente en una región "pobre" como Extremadura que "es de las que más se resiente" de dicha situación, y planteó que incluso para el PP hubiese sido pertinente la celebración de un debate monográfico en agosto en la Asamblea para arbitrar medidas para paliar la "crisis".

    "Extremadura necesita verdades, aún sabiendo (el PP) que la culpa de la Junta es no intentar correr por lo menos antes de rendirse", aseveró Martín Tamayo.

    Finalmente, el secretario de Comunicación del PP criticó que el Ejecutivo regional no haya aclarado los bancos con los que las familias interesadas en la adquisición de las viviendas sociales mediarán para lograr su financiación, "porque --indicó- es más fácil pagar 30 euros (de alquiler) o no pagarlos que meterse en la vorágine de buscar un banco para gente que no tiene siquiera salario mínimo para buscar la financiación", concluyó.