10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 11 de febrero de 2010

    El PP local de Mérida reclama un nuevo asfaltado para la barriada de Santa Isabel

    Molina asegura que el asfaltado actual "no tiene más de cinco meses" y la "degradación" de la capa de rodadura "es más que evidente"

    MÉRIDA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Grupo Municipal Popular reclamó hoy al equipo de gobierno un nuevo asfaltado para la barriada de Santa Isabel, ya que el actual, que "no tiene más de cinco meses", y la degradación de la capa de rodadura "es más que evidente".

    El portavoz del Grupo Municipal Popular, Fernando Molina, acompañado el presidente vecinal realizó ayer una visita a la barriada de Santa Isabel, donde "pudo constatar el evidente deterioro en el que se encuentra el nuevo asfaltado de la barriada, tan sólo unos meses después de haber concluido las obras" de infraestructura urbana que se han venido realizando, pertenecientes al primer Plan E y que han supuesto un coste de 250.000 euros.

    Según explicó Molina, la situación "es desoladora teniendo en cuenta que el asfaltado no tiene ni seis meses", y señaló que "la capa de rodadura se está degradando a pasos agigantados, y en todas las calles que se incluían en el proyecto del Plan E, el asfalto está cuarteado, la arenilla del aglomerado está suelta, la señalización vial borrada y los baches cada vez son más evidentes a pesar, según los vecinos, de que la empresa adjudicataria ha tratado de tapar algunos", dijo.

    Molina consideró "y así se lo he demandado al alcalde" que la "mejor y única" solución "es echar un nuevo asfaltado", ya que según explicó que le han comentado distintos técnicos, la actual situación del asfaltado "está provocado por un defecto estructural", según informa el PP local en nota de prensa.

    Un defecto que se puede haber provocado "porque la composición del aglomerado es mala, porque el porcentaje de la mezcla bituminosa es deficiente, porque se haya aplicado sobre el pavimento con una temperatura inadecuada", explicó Molina, que resaltó que "todos indican que éstos son factores difícil de solucionar a posteriori y que lo más adecuado sería echar una nueva capa de rodadura".

    Tras la visita al barrio, el portavoz del PP ha remitido una carta al alcalde en la que explicó la situación y le solicitó que "dé las órdenes oportunas para exigir el arreglo del asfaltado a la empresa concesionaria de la obra antes de que expire el plazo de garantía de la misma". En cualquier caso, Molina aseguró que Calle "ya tiene las quejas de los vecinos al respecto", dijo.

    Por otro lado, Molina resaltó que "éste no es el primer problema en la terminación que presentan las distintas obras del Plan E", por lo que reclamó al alcalde que "exija a las empresas adjudicatarias de obras los resultados de los obligatorios ensayos y análisis de las mezclas que se utilizan con la intención de asegurar que los porcentajes son los adecuados para la perdurabilidad de las obras".

    También reclamó que "se utilicen materiales de mejor calidad y que se intensifiquen los controles municipales sobre los trabajos y remates de cada uno de los proyectos".