4 de diciembre de 2020
16 de diciembre de 2008

La reducción en los accidentes de tráfico hace cambiar el perfil del donante de órganos en España, según Matesanz

De ser un motorista sin casco pasa a ser una persona de más de 60 años que fallece de una hemorragia cerebral

BADAJOZ, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, apuntó hoy que el perfil del donante de órganos ha cambiado y uno de los factores que ha influido para que en la actualidad sea el de "una persona de más de 60 años que fallece como consecuencia de una hemorragia cerebral", ha sido la reducción de la mortalidad en las carreteras.

Matesanz realizó estas declaraciones a Europa Press Televisión en Badajoz, donde ofreció esta mañana una ponencia acerca de un plan estratégico para aumentar la donación y trasplante en España, en el marco de la I Jornada de Actualización de Trasplante en Extremadura, organizada por el Servicio Extremeño de Salud (SES) y la Coordinación de Trasplantes de la Comunidad Autónoma.

Preguntado por cómo está afectando a los trasplantes la reducción de la mortalidad en las carreteras, el responsable de la ONT apuntó que "en España se está dando una circunstancia que es muy positiva y es la tremenda reducción de los accidentes de tráfico" lo que ha motivado "que el donante haya cambiado", de ser "un motorista sin casco", imagen que "afortunadamente pasará a la historia", precisó, a una persona "más mayor".

Esto significa, según aseveró, que al ser los órganos de mayor edad, existe "un problema" y es que "a veces" se decide trasplantar estos órganos "antes a las personas mayores que a los jóvenes", ya que se tiende a "trasplantar órganos de mayor edad a un receptor de mayor edad", explicó.

MEDIDAS PARA INCENTIVAR DONACIONES

Como consecuencia del envejecimiento de los órganos disponibles, la organización que dirige ya ha planteado otras medidas entre las que adelantó la potenciación de "la donación en vivo", iniciativa que es "la mejor que se puede ofrecer" a una persona con insuficiencia renal, la cual podría llevarse a cabo antes de que el afectado "empiece la diálisis".

"Esto es una modalidad complementaria de la donación de personas fallecidas, pero para trasplantar pronto a jóvenes, niños y diabéticos y para evitar que la gente pase por diálisis, la mejor modalidad es esta", subrayó antes de apostillar que "toda la persona que tenga la posibilidad de encontrar dentro de su familia un donante vivo debe pensárselo".

Asimismo, destacó otro aspecto "muy importante" para mejorar la donación de órganos en España, consistente en potenciar la "donación cruzada", que "es cuando, por ejemplo, se quiere donar un riñón a un familiar pero hay una incompatibilidad del grupo sanguíneo".

Al respeto, subrayó que desde su organización ya están trabajando para que el próximo año se desarrolle en el país "una lista centralizada en la Organización Nacional de Trasplantes" para que de este modo "se puedan intercambiar esos riñones" y esto permita "un aumento muy considerable de los transplantes de vivo", y que a la vez sea posible que "unas 300 personas al año dejen la diálisis o puedan evitar entrar".

REGALAR "56 AÑOS DE VIDA".

Matesanz aprovechó estas fechas para lanzar un mensaje "alto y claro" al considerar "que todo el mundo" debe hacerse donante de órganos, pues "cualquier persona, familiar o conocido pueden necesitar en cualquier momento un trasplante". Asimismo cifró en 300.000 los trasplantes de tejidos y órganos realizados en España, antes de reiterar que es "el mejor regalo" que se pueda hacer para Navidad y en cualquier fecha del año, ya que significaría "dar hasta 56 años de vida".

Así concluyó que "el donante de órganos puede dar hasta 56 años de vida a distintas personas" y que "no hay en la medicina ningún ejemplo que pueda hacer retroceder la muerte". Por ello reiteró que es "el mejor regalo, tanto en Navidad como en cualquier época del año".