23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 20 de septiembre de 2019

    El sector ovino de Extremadura aumentó sus costes en 38,5 millones de euros debido a las últimas sequías

    El sector ovino de Extremadura aumentó sus costes en 38,5 millones de euros debido a las últimas sequías
    Presentación de estudio sobre sector ovinoFUNDACIÓN CAJA EXTREMADURA

    CÁCERES, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El sector de ovino cárnico de Extremadura aumentó sus costes en 38,5 millones de euros debido a las últimas sequías de 2012 y 2017, según se desprende de un estudio realizado dentro del proyecto 'Extremadura Open Abroad', enfocado en la realización de análisis relacionados con actividades económicas propias de la región.

    Este aumento de los costes ha supuesto que, en las explotaciones en propiedad, las ganancias se redujeran de 41.453 euros a 15.974 euros, mientras que en el modelo de arrendatario de la explotación la bajada fue de 12.477 euros a 1.031 euros.

    El informe, patrocinado por la Fundación Caja de Extremadura junto con la Fundación Universidad Sociedad y en colaboración con la cooperativa ovina EA Group, lo ha llevado a cabo el investigador argentino Esteban Otto Thomasz, de la Universidad de Buenos Aires y Research Fellow en Planeamiento Urbano y Regional en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y Agustín García, investigador y Vicerrector de Economía de la Universidad de Extremadura (UEx).

    Para la investigación se ha tenido en cuenta la base de ganado ovino de los más de 1.500 socios de la cooperativa ovina EA Group, con una muestra seleccionada de 500.000 ovejas.

    Así, el estudio destaca que Extremadura es el principal productor de ovino cárnico de España, con más de 15.700 explotaciones ganaderas dedicadas esta producción. De ahí, el interés por analizar un sector estratégico para la comunidad y el origen de este estudio denominado 'El impacto económico de eventos climáticos extremos. El caso de la sequía en la producción de ovino cárnico en Extremadura'.

    Este informe es el primero realizado por el proyecto 'Extremadura Open Abroad', un grupo diseñado para promover alianzas de investigación extremeños con instituciones internacionales y con empresas o instituciones interesadas en promover proyectos concretos en el ámbito de la sostenibilidad económica, medioambiental y social.

    Según este informe, que se ha presentado este viernes en el Palacio de Mayoralgo de Cáceres, los productores extremeños de ganado ovino mermaron la productividad en periodos de sequía, soportando mayores costes y una menor rentabilidad. De hecho, en el periodo de sequía de 2012 y de 2017, los costes del sector se elevaron a 38,5 millones de euros.

    MÁS DE COMPRA DE COMIDA Y MÁS CARA

    Esta es una de las principales conclusiones de este estudio enfocado, principalmente, en el impacto de la sequía de 2012 en Extremadura (el año de mayor carestía de agua del período analizado). Durante este periodo, los costes de alimentación del ganado aumentaron debido a una mayor necesidad de suplementación alimenticia a base de pienso.

    El incremento de la compra de pienso afecta principalmente a la cantidad, con diferencias según el modelo productivo. Así, tanto en las superficies en propiedad como en las arrendadas, aumentó en un 16% el precio derivado de la suplementación alimenticia. Sin embargo, en el modelo propietario, las cantidades adquiridas giraron en torno al 54%, y en las arrendatarias, sube hasta el 61% la compra de piensos como sustitutivo del pasto. Un periodo en el quelos costes del sector se elevaron a 33,8 millones de euros.

    Sin embargo, dicha estimación se reduce notablemente en la sequía sufrida en Extremadura en 2017, con un coste estimado de 1,4 millones de euros para las ganaderías asociadas a EA Group; 4,7 millones de euros extrapolado al conjunto de productores extremeños.

    Un escenario del que habría que seguir analizando su rentabilidad a largo plazo, en caso de repetirse momentos de sequía, según ha señalado el profesor Thomasz que aboga por encontrar nuevas estrategias para el manejo del agua en superficie, así como herramientas de cobertura de precio de suplementación alimentaria durante estos periodos.

    A la presentación de las principales conclusiones han asistido el director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Extremadura, Javier Gonzalo Langa; la presidenta del Consejo Económico y Social (CES) de Extremadura, María Mercedes Vaquera; la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura, Pilar García Ceballos-Zúñiga, y el vicerrector de Economía de la UEx, Agustín García, entre otras autoridades.