20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Un seminario del Ateneo de Cáceres estudia la relación "ambigua" existente entre la mujer y la filosofía

    CÁCERES, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El seminario 'La mujer y la filosofía' que se ha celebrado en el Ateneo de Cáceres ha puesto de manifiesto la relación "ambigua" que han tenido ambas a lo largo de la historia, puesto que "por una parte, la filosofía ha negado el protagonismo a las féminas, y por otra, esta disciplina ha proporcionado las herramientas a las mujeres, para que esta situación pueda ser modificada".

    Esta es una de las conclusiones que se han extraído del seminario del Ateneo sobre 'La mujer y la filosofía' que terminó ayer sábado con una reunión de profesores de filosofía, y de cuyo desarrollo informó el Ateneo de Cáceres en nota de prensa remitida a Europa Press.

    Esta reflexión fue expuesta por una de las filósofas participantes en el encuentro, la profesora e investigadora Mercedes Gómez Blesa, quien en su intervención recordó que, por ejemplo, no hace muchos años, la mujer no podía ser testigo en un juicio o en una boda o ni siquiera podía hablar en público.

    "La relación entre el sexo femenino y la filosofía ha sido muy difícil pues algunos tenían incluso la creencia que pensar disminuía la capacidad reproductora de las mujeres por lo que se ponía en peligro a la mismísima especie humana", recordó Mercedes Gómez.

    Aún así, apuntó que "menos mal" que la propia filosofía que siempre excluyó a las mujeres, también les dio "los medios para poder crearnos nuestra propia identidad, como mujeres y como filósofas, en este caso", apuntó Gómez Blesa.

    En el debate originado después de las intervenciones de las ponentes, salió a relucir el nombre de María Zambano, a la que pusieron como ejemplo de mujer que encontró muchas dificultades para "filosofar" pero que consiguió ser un referente "poco conocido", sobre todo, cuando se habla de educación en valores.

    Otra de las conclusiones del seminario de filosofía organizado por el Ateneo y el Centro de Profesores y Recursos es que al hablar de feminismo en relación con la filosofía "no existe un feminismo existen muchos, por eso este movimiento se caracteriza por la autocrítica constante. No hay un pensamiento femenino sino innumerables", apunta el Ateneo.

    Por último, se dejó en evidencia que el sistema educativo "no sabe qué enseñar y por eso cambia tanto las leyes", olvidando con frecuencia cuál es la clave que indicaría si hay o no progreso social.

    Así, se preguntó si "¿Son los jóvenes más listos que las generaciones anteriores? ¿Son, quizás, mejores personas?" Los mismos jóvenes en datos que se aportaron en la mesa redonda "tienen una respuesta negativa unánime a la segunda pregunta y casi unánime a la primera si no fuera por el desarrollo tecnológico", señaló el ateneo.