16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 18 de febrero de 2009

    Sindicatos anuncian "medidas de presión" contra la propuesta de "reducción" salarial a empleados municipales en Cáceres

    CÁCERES, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos CSI-CSIF, CCOO y FSP-UGT anuncian el inicio de "medidas de presión" para exigir al gobierno municipal de Cáceres un plan "coherente" de reorganización económica y de gestión y la retirada de la propuesta actual de "reducción" salarial a los empleados del consistorio.

    Dichas medidas consistirán, "inicialmente", en una serie de concentraciones de trabajadores que se celebrarán en la puerta del ayuntamiento a partir del 25 de febrero, según indicaron en nota de prensa los sindicatos, que insisten en que los trabajadores, reunidos en asamblea general, han manifestado su "total rechazo" a la propuesta del gobierno municipal de reducción de salarios.

    Así, las citadas organizaciones sindicales apuntan que en el año 2007 se aprobó y se comenzó a aplicar un Catálogo de Puestos de Trabajo que conlleva, además de una adecuación de funciones y de cambios en la jornada laboral de algunos puestos, una "actualización" de los salarios "acorde" con las modificaciones realizadas que se contemplaban en los Presupuestos Municipales de 2007 y 2008.

    No obstante, recuerdan que en la última Mesa de Negociación, la propuesta del equipo de gobierno pretende la "renuncia" por parte de los trabajadores de la parte salarial derivada de la aplicación del catálogo que se viene percibiendo desde el 2007.

    En este sentido, añaden que este proceso empezó a negociarse en el año 2000 y que todos los acuerdos adoptados lo fueron por "unanimidad" de los grupos políticos, tanto en la anterior etapa del Partido Popular como en la actual, indicaron.

    Frente a la actual situación de "crisis estructural y coyuntural" los sindicatos indican también que vienen proponiendo la negociación de medidas que contribuyan a "la mejora de los servicios y a la reducción de gastos generales", pero insisten en que "de ninguna manera" aceptan que la "única" propuesta presentada pase "una vez más, por la reducción de salarios a los trabajadores".

    Frente a esta situación, los sindicatos han propuesto como medidas ratificadas por la asamblea general la no asistencia de los representantes sindicales en las diferentes mesas de negociación; así como el inicio de "medidas de presión" para exigir un plan "coherente" de reorganización económica y de gestión y la retirada de la propuesta de "reducción" salarial.

    Finalmente, rechazan "categóricamente" las afirmaciones del concejal de Régimen Interior en las que afirmaba que se había alcanzado un "principio de acuerdo" con los sindicatos.