19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 28 de febrero de 2008

    9-M.-Vara pide un minuto de silencio por mujeres víctimas de violencia machista y defiende una "discriminación positiva"

    CORIA (CÁCERES), 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pidió ayer durante un mitin celebrado en Coria (Cáceres) un minuto de silencio por las cuatro mujeres víctimas de la violencia machista asesinadas en España el martes, tras el cual comenzó su intervención afirmando que "el hombre es el único animal que maltrata a sus hembras", aunque especificó que ninguno de los asesinos de las mujeres era inmigrante.

    El presidente, que fue recibido anoche a la puerta de la Casa de Cultura de Coria por los funcionarios de Justicia que se mantienen en huelga por sus reivindicaciones salariales, con quienes departió unos momentos, fue aclamado "con entusiasmo" por el medio millar de personas que abarrotaron el salón de actos, que le aplaudieron "fervorosamente" tanto a la entrada como a la salida y durante su discurso y especialmente tras el minuto de silencio.

    Según informó el PSOE de Cáceres en una nota, Vara dijo en su intervención que "las mujeres hacen que funcione la república independiente de nuestras casas", y sostuvo que es preciso "generar una discriminación positiva hasta que las cosas nos permitan hablar de igualdad" y, añadió que aun con la oposición del PP, "hemos hecho una apuesta por situarlas en la sociedad".

    En otro momento de su intervención, Vara se refirió a la importancia de las elecciones, en las que no solo se vota quién preside el Gobierno de la nación, sino a los interlocutores, y anunció que mientras el presidente actual, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha prometido" un Plan de Empleo para Extremadura, Rajoy "no se ha podido comprometer a hacerlo".

    Defendió el presidente extremeño la necesidad de tener en Madrid un gobierno socialista "que nos acompañe en las inversiones en infraestructuras" y recordó que "España debe una compensación histórica a Extremadura" y, sobre la Ley de Dependencia, aseguró que "va a suponer mucho esfuerzo para cumplir los objetivos, pero será un paso increíble en el Estado del bienestar".

    El jefe del Ejecutivo regional se refirió, asimismo, a la inmigración, la economía, el esfuerzo para atajar la crisis del ganado, al cultivo del tabaco y a la investigación con células madre. "La política -vino a decir-- es también apostar por el progreso y la solidaridad y facilitar la vida a la gente que quiere trabajar", en alusión a la conciliación de la vida laboral y familiar.

    Tras defender el pago de impuestos por todos los ciudadanos "para sentirnos partícipes de los servicios públicos", solicitó el voto "porque nos jugamos el futuro que vamos a dejar a los jóvenes".

    MÁS DERECHOS CON UN GOBIERNO SOCIALISTA.

    Por su parte, la candidata número 1 al Congreso por Cáceres, María Antonia Trujillo, significó en su intervención que "un gobierno de Zapatero supondrá más bienestar social, más derechos para los ciudadanos, una España más competitiva, el desarrollo sostenible sin comprometer a las futuras generaciones, para que nuestro país pueda liderar el primer tercio del siglo XXI".

    Trujillo se refirió también a la violencia machista y recordó que la Ley Integral contra la Violencia de Género fue la primera aprobada por el Gobierno de Zapatero, que consideró una de las más importantes de la legislatura que acaba de concluir. Por último, aludió a los distintos modelos económicos del PP y el PSOE, así como a las diferencias de la política de oposición entre uno y otro partido.

    En el acto intervinieron también el secretario provincial de Juventudes Socialistas de Cáceres, Jorge Amado, y el alcalde de la localidad, Juan Valle.