30 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

El Plan de Reequilibrio asignará 2.576 euros a más de un millón de gallegos y beneficiará a 254 municipios hasta 2010

Un total de 25 núcleos actuarán como polos de inversión de la "más potente respuesta nunca dada" para activar la cohesión, según Touriño

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.037.771 de gallegos --el 38 por ciento de la población-- se beneficiarán de los 2.576 euros que el Plan de Reequilibrio Territorial de Galicia (PRTG) elaborado por la Xunta destinará per cápita en los próximos cuatro años para promover la cohesión del conjunto de la comunidad a partir de más de 500 actuaciones en 254 de los 315 ayuntamientos.

Se trata de las grandes cifras de este paquete de medidas previsto por el bipartito, que se implacará de forma transversal con la participación de la práctica totalidad de los departamentos autonómicos y que hoy fue presentado por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; por el vicepresidente, Anxo Quintana; y por el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio; en un acto precedido de un minuto de silencio por la última víctima de la violencia de género en Galicia y por los seis fallecidos del contingente español en el Líbano.

En su intervención, Touriño destacó la "magnitud" financiera del plan, 2.672.791 euros, a los que se incorporarán los 985 millones que aportará el Gobierno central, una cantidad, según él, "acorde con la envergadura del objetivo". "Es la más potente respuesta colectiva nunca dada al desafío de construir un país cohesionado donde no existan territorios de primera y de segunda", declaró.

El PRTG actuará sobre el 88,3 por ciento de la superficie de la comunidad y afectará a 38 de cada cien ciudadanos repartidos en cuatro grandes ámbitos, denominados zonas de reequilibrio, que contarán con estrategias de dinamización económica diferenciadas en función de las necesidades de las zonas de Lugo-A Coruña Norte, A Coruña Occidental, Lugo-A Coruña Sur-Pontevedra Interior Norte y Ourense-Pontevedra Interior Sur.

NÚCLEOS "TRACTORES"

Los espacios diagnosticados se basaron en la identificación de municipios con potencial dinamizador capaces de ejercer como "tractores" de los espacios de su alrededor, un total de 25, cuya función será actuar como núcleos de difusión de crecimiento para una mejor estructuración territorial y la incorporación y fijación de problación.

Además, la definición del plan responde a un enfoque sectorial establecido a partir de las directrices estratégicas marcadas por la Comisión Europea y se reparte entre infraestructuras productivas, medio ambiente, equipamientos sociales y vivienda, medio rural y pesca y promoción económica.

En este sentido, destacan los esfuerzos en infraestructuras productivas y promoción económica, que concentran el 55 por ciento de la inversión, ya que en el primer caso supondrá casi 831 millones de euros y, en el segundo, más de 633 millones, es decir, 1.465 de más de 2.600 millones.

ASIGNATURA PENDIENTE

Así, aunque Touriño reivindicó la "magnífica situación económica" que atraviesa Galicia --"pese a su escaso dinamismo demográfico, dispone del mayor volumen de empleo y del más activo mercado laboral de toda su historia", mantuvo--, advirtió de que "no se puede olvidar de que aún tiene una asignatura pendiente: la de su propio reequilibrio interior".

Por ello, subrayó que su corrección debe ser la "responsabilidad prioritaria" de las administraciones públicas, especialmente en un caso como el del bipartito, "que lleva impreso en su frontispicio el principio de suprimir las desigualdades en todos los ámbitos", y consideró que los 3.657 millones que suman la aportación de Xunta y Estado en cuatro años, constituyen una "amplia rampla de despegue" para "superar la política de lluvia fina".

"Ante la vieja y ya tópica disyuntiva entre subvención e inversión, el plan opta por la caña de pescar en vez del pez para hoy", proclamó Touriño, quien se mostró también convencido de que las medidas "devolverán la confianza a muchas comarcas que habían sido abandonadas a su suerte". "Es hacer país, establecer el mismo ancho de vía para que, también en el ámbito territorial, los municipios dispongan de igualdad de oportunidades", concluyó.

CONSTRUIR NACIÓN

El vicepresidente de la Xunta compartió esta apreciación y advirtió de que, "si en algún momento dejara de tener vivo el interior, Galicia seguiría existiendo como comunidad, pero no como país". Por ello, mantuvo que el plan "contribuye a construir nación", ya que afecta al "alma de su existencia".

Anxo Quintana valoró su propia puesta en marcha --"en sí ya es una novedad", declaró--, especialmente porque "si se hubiesen planteado prioridades en base a perspectivas economicistas o electorales a corto plazo no existiría". "Por rentabilizar no habría justificación a esta inversión, pero es un paso necesario, imprescindible y un acto de justicia", declaró.

Además, destacó que, paralelamente a la "importantísima apuesta por las infraestructuras", las medidas atiendan también a la "necesaria vertebración" en el ámbito social, puesto que "lejos de la política del cemento, este Gobierno cree en las políticas para la gente". "Este plan marca la agenda de un Gobierno que no cree en un DOG como enumeración sin fin de subvenciones para abandonar el rural, sino que la gente permarezca en él", precisó.

Por último, el consellero de Economía se mostró seguro que de las actuaciones previstas permitirán "corregir las tendencias históricas divergentes" entre las áreas más y las menos desarrolladas y destacó que los recursos para ello "aprovechan las potencialidades locales".