28 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Quintana aclara que el 8% "ahora no llega" porque sólo "servía" en "otro momento económico" cuando los PGE aumentaban

Espera "escuchar por boca de Solbes" que se van a aceptar los criterios de dispersión y envejecimiento en el modelo de financiación

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta y portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, aclaró hoy que el ocho por ciento de los presupuestos comprometido por el presidente del Gobierno para Galicia "ahora ya no llega" y fue una cifra "orientativa" que "sirvió" en otro momento económico" cuando los presupuestos "iban progresivamente en aumento" y aseguraban "un nivel de inversión para cumplir los compromisos".

"El ocho por ciento de nada es nada", aseveró Quintana para explicar el motivo por el que "a día de hoy" los Presupuestos Generales del Estado no cuentan con el apoyo del Bloque, al tiempo que reiteró que si "la transferencia a Galicia desciende "el Estado ya no podrá cumplir" con Galicia.

Con todo, puso de manifiesto que "tampoco llega que la cantidad global sea superior" y avisó de que "es necesario que se constituya la comisión bilateral de las infraestructuras", en la que el Gobierno presente un "plan plurianual de inversiones" para hacer "factible" la llegada del AVE en 2012.

Al respecto, explicó que el Estado debe presentar este plan debe abarcar los años sucesivos, a partir del 2009, para las infraestructuras de manera que se asegure que la puesta en funcionamiento de la alta velocidad en la Comunidad gallega en los plazos comprometidos "no es una quimera, sino una fecha creíble".

Por ello, destacó la necesidad de constituir la comisión bilateral de obras entre el Gobierno central y la Xunta, en la que garantizó que se hará un seguimiento de las obras en un ejercicio de "trabajo constructivo".

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

En relación a las negociaciones para la financiación autonómica, Quintana consideró "muy positivo" el compromiso del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, de tener en cuenta la dispersión poblacional y el envejecimiento, pero mostró su deseo por que esta intención sea ratificada por el ministro de Economía, Pedro Solbes.

"Me gustaría escuchar por boca de Solbes que se van a aceptar esos criterios", proclamó el vicepresidente de la Xunta, quien apeló a la "prudencia" antes de prejuzgar el futuro modelo al tiempo que se mostró "esperanzado" a que el Gobierno "acceda a un modelo" que le "sirva" a Galicia.

De este modo, aseveró que "lo que es cierto" es que a la comunidad gallega "no le sirve el modelo catalán ni el modelo del señor Solbes" y advirtió de que "las palabras e intenciones están bien", pero que "habrá que ver como lo ratifica finalmente en la práctica" el Gobierno.