5 de diciembre de 2020
9 de junio de 2006

Quintana anuncia 2.000 nuevas plazas para las 37 'galescolas' que se implantarán en Pontevedra en dos años

A finales de 2007 está previsto que entren en funcionamiento estas instalaciones que crearán 370 nuevos puestos de trabajo

PONTEVEDRA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, anunció hoy la puesta en marcha en Pontevedra de 37 'galescolas', que supondrán la creación de 2.000 nuevas plazas en escuelas infantiles para niños de 0 a 3 años, durante los dos próximos cursos.

La previsión de la Xunta se centra en que a finales de 2007 entren en funcionamiento estas 'galescolas' que crearán 370 nuevos puestos de trabajo y supondrá un "espectacular" incremento del 75,2% en el número de plazas disponibles en estos centros para niños de 0 a 3 años en la provincia de Pontevedra.

Quintana, que presentó esta iniciativa en el Parador de Turismo de Pontevedra, aseguró que esta Red de Galescolas "pretende convertirse en una enseñanza de calidad, con identidad de país, ser unas escuelas gallegas, en gallego y para formar a los gallegos del siglo XXI".

Además, el vicepresidente de la Xunta destacó el "gran esfuerzo económico", casi 11 millones de euros, que realizará la Xunta en la provincia de Pontevedra, en especial en las ciudades Vigo y Pontevedra, con tres y dos nuevos centros, respectivamente.

En concreto, en la capital serán cuatro las escuelas infantiles que se integrarán en la Red de Galescolas, ya que a los dos nuevos centros que se construirán en A Parda y Monteporreiro se sumarán las dos guarderías ya gestionadas por la Xunta, O Toxo y Campolongo.

APORTAR TERRENOS

En este consorcio de la Xunta los ayuntamientos tendrán que aportar los terrenos necesarios para la construcción de estos centros, que luego la Xunta se encargará de gestionar. En el caso de las guarderías municipales ya existentes, será cada ayuntamiento quien, voluntariamente, integre estos centros en la Red de Galescolas, que pretende ser un referente educativo.

La Rede Galega de Escolas Infantís se está convirtiendo en "uno de los buques insignia", dijo Quintana, de la "revolución tranquila" del bienestar, simbolizando y acumulando además los tres pilares básicos de la apuesta de la Vicepresidencia por las políticas sociales: "calidad, identidad y compromiso de país", concretó.

También expresó su convencimiento de que las 'galescolas' contribuirán "a romper con el círculo vicioso de la destrucción territorial de Galicia, consiguiendo que toda la ciudadanía gallega, viva donde viva, tenga el mismo nivel de bienestar y la misma disponibilidad de servicios".