14 de octubre de 2019
  • Miércoles, 10 de Junio
  • 12 de marzo de 2008

    La Xunta agilizará la adjudicación de 2.325 mw eólicos para generar 3.000 empleos y 5.500 millones hasta 2012

    La cesión de participación pública puntuará hasta un 30% y se valoran el acuerdo con propietarios de terrenos y el proyecto industrial

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La adjudicación de 2.325 nuevos megavatios (mw) generarán una inversión de casi 5.500 millones de euros entre directa e indirecta -el 75 por ciento en Galicia- y posibilitará la creación de cerca de 3.000 empleos para consolidar a esta comunidad en 2012 como líder en España -tras la disputa que mantiene con Castilla-La Mancha- en potencia eólica y sexta potencia mundial, con 6.500 mw.

    En la actualidad Galicia cuenta con una potencia eólica de 4.175 mw, de los que 3.018,92 están en funcionamiento, 95,05 en construcción, 174,89 autorizados sin iniciar su construcción y 886,14 admitidos a trámite. Con los 2.325 convocados ahora se lograría el objetivo de los 6.500 mw.

    En la presentación de la orden que desarrollará el nuevo decreto eólico, que será publicada en los próximos días, el conselleiro de Industria, Fernando Blanco, anunció que "se reforzarán los servicios" de su departamento para agilizar "al máximo" el concurso, a pesar de que hay tres meses para presentarse y otros seis de máximo para tomar una decisión.

    Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, enmarcó la modificación normativa en la necesidad de "mirar para lo nuestro" y para que, por primera vez, "los gallegos se beneficien de un recurso -el viento- que genera energía eléctrica". Ante las críticas a este modelo -que prima la participación pública en las nuevas adjudicaciones-, Quintana reiteró que "no va contra nadie, sino a favor de todo el país".

    Entre los seis criterios para decidir, se prima la participación pública -que será voluntaria- con un máximo de 22 puntos sobre 100, a la que se añaden las fórmulas de participación de particulares, con cuatro puntos, y las que vinculan la producción del parque con la disposición de los terrenos por parte de los propietarios, también hasta cuatro puntos. En caso de los repotenciación la puntuación máxima es menor (hasta 10 puntos) para la suma de estas tres condiciones.

    DECRETO "PEFECTAMENTE LEGAL".

    Al respecto, Fernando Blanco rechazó que esta condición limite la participación en el concurso, pues dijo que "es perfectamente legal", destacó que hay "overbooking y las solicitudes multiplicarán por 10 la potencia" que se puede adjudicar y recordó que fórmulas de participación pública "no son nuevas y ya existen en otras comunidades y países".

    No obstante, no quiso confirmar a qué porcentaje público aspira su departamento, pero sí reconoció que, si la cesión de las empresas no es liberada -gratuita- estudiaría invertir en el capital de las mismas. En cualquier caso, apuntó que todo se decidirá en el concurso en el que prevé que participen muchas firmas gallegas y que "será complejo elegir las mejores".

    "Hay que presentar un buen proyecto, la adjudicación no será una decisión del conselleiro, como era antes, sino un concurso, no es un coto cerrado", expuso. Fernando Blanco también subrayó que este modelo "mejora el anterior" para los propietarios, pues se valora el acuerdo de las empresas con los mismos, pero añadió que serán ambas partes las que tendrán que negociar las condiciones.

    Anxo Quintana resaltó que la apuesta "por la gestión profesional", pues "nadie se puede meter de la noche a la mañana" en el negocio eólico, pues lamentó que "hubo concursos en el pasado que no tenían ningún sentido ni voluntad de ser ejecutados". Igualmente dijo que Galicia "debe aspirar a saber más de producción eólica que nadie", que "se consigue con inversiones en I+D+i".

    La puntuación máxima total será de 100 puntos, tanto para los nuevos parques eólicos como para aquellos casos en los que se opte por el repotenciación de los ya existentes. Así, la relación entre producción energética y afección ambiental se valorará con un máximo de 10 en los nuevos, en función de las horas equivalentes de producción y las mediaciones de viento (cinco en cada caso). En repotenciación se podría llegar a 25 puntos, ya que a las horas de producción se suma la valoración del ratio de superficie ocupada/potencia instalada que resultase.

    PROYECTO INDUSTRIAL ASOCIADO.

    Además, se darán hasta 30 puntos en función de la viabilidad técnico-económica y el impacto socio-económico positivo que presenten tanto los nuevos parques como los repotenciaciones. Resultará fundamental en este sentido los empleos permanentes que se generen, las iniciativas ambientales y de infraestructuras, las inversiones empresariales o tecnológicas o el impacto sobre la red de distribución eléctrica.

    Otro criterio se refiere a la mayor capacidad técnica y financiera de los promotores para la ejecución del parque eólico, que recibirá un máximo de cinco puntos. Además, el nivel tecnológico de las instalaciones otorgará un máximo de 15 en los nuevos según la potencia unitaria de los aerogeneradores, el comportamiento dinámico de las máquinas en el sistema eléctrico y el modelo de explotación y gestión del parque. En el caso de repotenciaciones el máximo es mayor, de 25 puntos.

    La última condición, que pesará hasta 10 puntos en los nuevos y cinco en los existentes, es la viabilidad de la propuesta de interconexión y se valorará que haya planteamientos integrados de evacuación conjunta para aprovechar infraestructuras comunes.

    Fernando Blanco también descartó cualquier problema por los recursos al decreto presentados por parte de Endesa y Eurus, después de que la Asociación Eólica de Galicia decidiese finalmente no acudir a los tribunales.