19 de octubre de 2019
4 de junio de 2008

Rural.- Castro de Rei (Lugo) acogerá un centro de recría de terneros autóctonos con capacidad para 2.000 reses

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Finca Gayoso, en Castro Ribeiras de Lea en Castro de Rei (Lugo) acogerá un centro de recría de terneros y vacas de raza frisona y autóctona gallega, que contará con capacidad para 2.000 reses.

El delegado de la Consellería Medio Rural en Lugo, Emilio López Pérez, y el diputado provincial de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Lugo, Xosé María Arias Fernández, realizaron hoy una visita a esta finca para avanzar en la colaboración entre ambas entidades para poner en marcha este proyecto.

En principio, el organismo provincial destinará unas 250 hectáreas de terreno para la construcción del centro de recría y cedería el conjunto de los bienes que precisa a una o varias cooperativas luguesas para su gestión.

Por su parte, el departamento autonómico apoyaría esta actuación con programas de avance genético y sanitarios específicos, así como a través de la línea de apoyo a la recría de terneros y vacas de raza frisona y autóctonas de Galicia.

Medio Rural recordó que se trata de una novedosa orden de ayudas puesta en marcha el pasado año con el objeto de fomentar el autobastacemiento de vacas de recría en las explotaciones gallegas.

De este modo, este proyecto se sumaría a los ya puestos en marcha por tres entidades cooperativas en el pasado ejercicio, para los que la Consellería de Medio Rural ya ha destinado un total de 2.856.444 euros, lo que supondrá la habilitación de instalaciones para 1.700 plazas de recría de terneras y 1.200 plazas para cebo de novillos.

La consellería recordó que través del fomento de la creía y recría de estas reses, Medio Rural atiende a objetivos básicos como el incremento de la tasa de recría para reducir la importación y poder conseguir el total autoabastecimiento; o el avance general en el estado sanitario del conjunto del rebaño de ganado vacuno gallego y de la eficiencia productiva.

Asimismo, irá destinado a la profesionalización de la recría a través de adelantos en los ámbitos del manejo, alimentación y genética; el aumento del valor añadido en la actividad ganadera; y la merma de la carga de trabajo en las explotaciones.