16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    Las denominaciones de vino gallego exportaron en 2012-2013 el 20% de una producción de 32 millones de litros

    Las denominaciones de vino gallego exportaron en 2012-2013 el 20% de una producción de 32 millones de litros
    EUROPA PRESS

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, ha informado este jueves de que las cinco denominaciones de origen de vino gallego --Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, O Ribeiro y Valdeorras-- exportaron en la campaña 2012-2013 el 19,5 por ciento de su producción, que fue de un total de 32 millones de litros.

    De ello ha informado en la Comisión de Agricultura en respuesta a una pregunta del Grupo popular, en la que ha destacado el "crecimiento continuado" en los últimos años de la exportación, ya que los caldos gallegos pasaron de vender al extranjero el 11,5 por ciento de su producción en la campaña 2008-2009 a casi duplicar este porcentaje en la 2012-2013 --en la que Rías Baixas lideró esa exportación, al vender alrededor el 30 por ciento de su producción--.

    Así, de los 32 millones de litros producidos en la 2012-2013, 18,7 millones de litros se correspondieron con Rías Baixas; un total de 7,8 millones fueron en O Ribeiro; 3,7 millones, en Valdeorras; 1,5 millones, en Ribeira Sacra; y 1,2 millones de litros, en Monterrei. Asimismo, en los últimos cinco años la producción de las cinco denominaciones ha estado alrededor de los 30 millones de litros.

    Por su parte, mientras Rías Baixas exporta casi el 30% de su producción, en Monterrei se vende al extranjero el 12,1% de su producción; seguido de Valdeorras (9,7%); O Ribeiro (7,7%); y Ribeira Sacra, con sólo un 1,4% de exportación, que Fernández-Couto ha achacado a la gran presencia de tintos, que tienen una menor salida que los blancos. Sobre estas cifras, ha puesto en valor que hay "bastantes posibilidades de desarrollo" para la exportación en próximo años, en un proceso "todavía creciente".

    Al respecto, ha destacado la "calidad y buen hacer de viticultores", de tal forma que ha destacado que se ha avanzado en "la tecnificación y profesionalización" del sector que mejora la calidad del vino, que "se incrementó de forma muy notable", a la vez que considera que en "un futuro relativamente próximo" se podrá asistir también a "un incremento de la producción". Así, ha puesto en valor que los caldo blancos "se encuentran entre los mejores del mundo", al tiempo que ve "un avance" en el reconocimiento en los vinos tintos en los últimos años.

    En este sentido, el Grupo Parlamentario Popular ha resaltado que las cinco denominaciones de origen de vino en Galicia suponen más de 17.000 viticultores y casi 450 bodegas, sobre una base productiva de unas 10.000 hectáreas. Sobre este extremo, el diputado popular Moisés Blanco ha pedido "seguir insistiendo desde la Administración" para que el sector del vino gallego "siga haciéndose hueco" en la exportación.

    DECRETO DE ORDENACIÓN FORESTAL

    En esta comisión, el secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, también ha informado sobre el decreto que regula los instrumentos de ordenación y gestión forestal, que sustituye el régimen legal basado en una orden de 1970, y que busca adaptar la ordenación a "la realidad" de los montes gallegos.

    Así, todos los propietarios de montes tienen la obligación de dotarse de instrumentos de ordenación --requisito para los aprovechamientos forestales o ventas de madera--. Aquellas parcelas que superen las 25 hectáreas de superficie deberán contar con un proyecto de ordenación; mientras que si la superficie es igual o inferior a 25 hectáreas los propietarios deberán tener un documento simple de gestión o compartido con colindantes.

    Para las superficies iguales o inferiores a 15 hectáreas podrán optar por un documento de adhesión expresa de buenas prácticas y a modelos silvícolas o de gestión forestal genéricos, en un procedimiento con "mucha más agilidad".

    De este modo, a partir de 2019 no se permitirán aprovechamientos forestales -incluidas cortas de madera para uso comercial-- a aquellos propietarios que no posean instrumentos de ordenación. Sobre esta cuestión, el diputado popular José Manuel Balseiro ha valorado que la Xunta realice "una apuesta firme del Gobierno gallego por un monte más y mejor ordenado".