5 de marzo de 2021
25 de julio de 2014

Rural.- Fitag-UGT critica la "mala gestión" de comunidades como Galicia que desbrozan en verano y aumentan el peligro

MADRID/SANTIAGO, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Industria y trabajadores agrarios Fitag-UGT ha criticado que, en plena campaña de extinción de incendios y con temperaturas de extremo calor, las comunidades autónomas de Galicia, Aragón y Castilla y León "continúan realizando" actividades silvícolas y de desbroce, "sin que estos mismos trabajadores queden exentos de realizar tareas de extinción".

Así, este viernes ha denunciado que compatibilizar la prevención con la extinción en épocas de alto riesgo pone "en grave peligro" a los trabajadores.

De este modo, el sindicato ha asegurado que los trabajadores forestales de estas tres regiones "pueden estar desbrozando siete u ocho horas en el monte, sufriendo 40ºC, utilizando maquinaria (desbrozadora, motosierras u otro tipo de maquinaria de corte), y a continuación tener que acudir de forma urgente a extinguir un incendio durante doce horas".

Por ello, espera no tener que lamentar ningún accidente grave por esta causa, en cuyo caso tomaría medidas y lo denunciaría por la vía legal.

En este contexto, ha advertido de que se pone en peligro tanto al trabajador como a su equipo de extinción, que no puede realizar su labor al cien por cien, porque tras un trabajo pesado al sol durante una jornada completa, los retenes ven sus capacidades físicas mermadas a la mitad, para enfrentarse en un incendio a una situación de más tensión y más peligrosa.

Por otro lado, ha destacado que el reglamento de otras comunidades autónomas prohíbe trabajar con maquinaria para desbroce, porque su uso en los meses de más calor podría originar un incendio.

En definitiva, Fitag-UGT ha exigido que durante el periodo de extinción de incendios no se ocupe a los trabajadores forestales con actividad preventiva que, sin embargo considera como "sumamente necesaria", pero que se debe realizar antes de la época estival para preparar los montes y no agotar a las brigadas.

Finalmente, ha insistido a las empresas "responsables de este despropósito", que en temas de seguridad el rendimiento "no es lo más importante", sino que la prevención y extinción de incendios la prioridad es la protección de los bosques garantizando la seguridad de quienes velan por esta causa.