21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 29 de junio de 2014

    La Xunta fomenta la reinserción de jóvenes con actividades agropecuarias mediante el Proyecto Hombre

    La Xunta fomenta la reinserción de jóvenes con actividades agropecuarias mediante el Proyecto Hombre
    EUROPA PRESS/XUNTA

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La directora xeral de Produción Agropecuaria, Patricia Ulloa, ha destacado la importancia de la colaboración de su organismo con la Fundación Monte do Gozo, para fomentar la reinserción de jóvenes a través de actividades agrícolas y ganaderas mediante el Proyecto Hombre.

    Ulloa ha realizado estas declaraciones este domingo durante su visita a las instalaciones de la Comunidade Terapéutica de Cernadas, en el municipio coruñés de Val do Dubra, pertenecientes a la fundación ya citada.

    Durante la visita, la directora xeral ha conocido el trabajo que se lleva a cabo en los campos de ensayo, en una superficie de 2.000 metros cuadrados cubiertos y 8.600 metros cuadrados al aire libre. En esta superficie se realizan cultivos de productos hortícolas que sirven para el autoabastecimiento de todos los centros del Proyecto Hombre.

    Otra actividad llevada a cabo por la Comunidade Terapéutica ha sido la del verano del 2013, en la que habían ofrecido la posibilidad de que los vecinos de los municipios limítrofes acudieran a montar a caballo y a realizar otras actividades de hípica.

    CRÍA DE CABALLOS

    La escuela de equitación del centro dispone de más de 30 caballos, entre los que se encuentran animales de raza Pura Sangre Inglés, Anglo Árabe y Español, y 8 ponis pensados para los más jóvenes.

    Asimismo, uno de los últimos proyectos puestos en marcha es el de cría de caballos de competición. A finales del año 2009, el Club Hípico Proyecto Hombre 'As Cernadas', había decidido emprender este proyecto de cría de caballos de competición de salto.

    Para ello, habían adquirido en Bélgica cuatro bestias para cría, de alto valor genético. Tres de ellos eran de raza 'Silla Belga', también llamada 'Belgisch Warmbloed Paard', y una de raza 'Oldenbburger Springferd'.

    Asimismo, se planificó la campaña de crías con las bestias que tenían edad suficiente, inseminándolas con semen de muy alto valor, para después comercializarse los animales nacidos como fruto de ese proyecto para la práctica del deporte.