27 de febrero de 2021
7 de diciembre de 2014

La Xunta invertirá más de 205.000 euros en el servicio de recogida y valoración de plásticos agrícolas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas invertirá, en el próximo año, más de 205.000 euros en el contrato de servicio de recogida y valoración de plásticos agrícolas. En concreto, dicha consellería lo hará a través de la Secretaría Xeral de Calidade e Avaliación Ambiental.

Será la empresa pública Seaga, según ha precisado la Xunta en un comunicado, la encargada de llevar a cabo este servicio de recogida y tratamiento de este tipo de residuos. En dicho servicio, según ha puntualizado el Gobierno gallego, éste ha invertido, desde el año 2009, más de 1,5 millones de euros.

El objetivo de este programa es, en palabras de la Xunta, la "recogida, transporte y tratamiento" de este tipo de residuos --un servicio gratuito para los ayuntamientos adheridos al plan, matiza el Gobierno gallego--.

En este sentido, la Xunta ha asegurado que, con la implantación de este sistema, se contribuye a evitar "problemas medioambientales", que provocan un "deterioro progresivo del entorno" y un "importante impacto paisajístico".

Asimismo, la Consellería que dirige Ethel Vázquez ha precisado que, con este sistema, se proporciona a agricultores y ganaderos una "solución práctica y sin costes" para la gestión de plásticos agrícolas.

SERVICIO

Los municipios adheridos al programa son los encargados de poner a disposición de los productores una parcela adecuada para el almacenamiento temporal de los plásticos agrícolas, que deben entregarse lo más limpios posible y atados o agrupados de manera que se facilite su recogida.

Cuando el punto de reciclaje alcanza una acumulación de plásticos superior a la mitad de su capacidad, los ayuntamientos, según ha relatado la Xunta, se ponen en contacto con la empresa gestora para que lleve a cabo su retirada y los transporte hasta la planta de tratamiento.

Una vez en la planta, los residuos recogidos se reciclan mediante un proceso mecánico del que se obtiene granza plástica, que se comercializa como materia prima en la fabricación de nuevos productos plásticos.