31 de marzo de 2020
7 de febrero de 2019

La Xunta aprobó 1.475 expedientes de ayudas para la actividad agroganadera e incorporar a los jóvenes a ella

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Xunta ha aprobado 1.475 expedientes de ayudas para la mejora de las explotaciones agrícolas y para la incorporación de los jóvenes a la actividad agroganadera de la convocatoria de 2018, que ha ascendido a 52,2 millones de euros.

Son datos de un informe que este juves ha dado a conocer el titular de la Consellería de Medio Rural en la reunión del Consello, que ha presidido el vicepresidente, Alfonso Rueda, debido a que Alberto Núñez Feijóo se encuentra de viaje institucional. Estas ayudas están cofinanciadas por la Administración general del Estado, por la propia Xunta y el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader).

Esto supone un incremento de la aprobación de los expedientes de un 12,4 por ciento con respecto a la convocatoria anterior.

Por un lado, existen las subvenciones destinadas a crear empresas para los agricultores jóvenes, que en esta convocatoria han superado los 13 millones de euros.

Por otro, se encuentran las que financian las inversiones en explotaciones agrícolas (planes de mejora), con 34,8 millones de euros y, por último, las que apoyan el desarrollo de pequeñas explotaciones (4,3 millones de euros en 2018).

Con estas ayudas se busca, entre otros objetivos, modernizar y mejorar la estructura productiva de las explotaciones gallegas, avanzar en su adecuada dimensión y en el equilibrio de los factores de producción.

También tiene como objetivo fomentar el cambio generacional en el agro, impulsar la creación de empleo y contribuir al mantenimiento de la población en el medio rural.

382 AYUDAS PARA LA INCORPORACIÓN DE JÓVENES

Las solicitudes que han sido aprobadas en la línea de incorporación de jóvenes han sido 382, con una ayuda media por expediente que ha superado los 34.000 euros.

Por provincias, la de Lugo ha sido la que más beneficiarios ha tenido (un 45% del total), seguida de A Coruña, Ourense y Pontevedra. En cuanto a las orientaciones productivas, las más numerosas han sido las de vacas de leche (34%), las de vacas de carne (18%) y las de aves de carne (7%).

Estas aportaciones se otorgan a los nuevos agricultores que se establezcan por primera vez en una explotación, a través de su creación o mediante la incorporación a una ya existente, y que permanezcan en esa actividad durante un período mínimo de cinco años.

La concesión de la ayuda está supeditada a la presentación de un plan empresarial que demuestre la viabilidad del proyecto que se pretende acometer y el cumplimiento de las condiciones de competitividad de las explotaciones.

PLANES DE MEJORA

En cuanto a los planes de mejora, se han aprobado 803 solicitudes. La ayuda media por expediente ha superado los 43.000 euros y por provincias también ha sido Lugo la más beneficiada, que supera la mitad de las aprobaciones. La siguen A Coruña, Ourense y Pontevedra. La orientación productiva con más peso fue la de vacas de leche (63%), seguida de vacas de carne (16%) y de aves de carne (4%).

Este tipo de subvenciones sirven para apoyar las inversiones materiales e inmateriales que supongan una mejora del rendimiento global, de la competitividad o de la viabilidad de las explotaciones.

De este modo, se financian, por ejemplo, la reforma o construcción de instalaciones y compra de maquinaria, la mejora de las condiciones agroambientales, higiénico-sanitarias y de bienestar animal que vayan más allá de los requisitos obligatorios o la disminución del consumo de energía o de agua, entre otras cuestiones.

PEQUEÑAS EXPLOTACIONES

Por último, las peticiones aprobadas en las ayudas para pequeñas explotaciones han sido 290. En este caso el importe por cada subvención es para todas ellas de 15.000 euros. De nuevo Lugo ha sido la provincia con más beneficiarios, con un 54%, seguida de A Coruña, Pontevedra y Ourense.

En este caso, la concesión de la ayuda también se condiciona a la prestación de un plan empresarial que incluya al menos la situación inicial de la explotación agrícola y que detalle las actuaciones que se van a acometer.

Estas ayudas, evaluadas este jueves por el Consello, tienen una gran repercusión en el agro gallego, y no solamente para los beneficiarios directos, ya que propician, entre otras cosas, un incremento en el número de jóvenes que se incorporan a la actividad agrícola.

Por otro lado, la mejora de las explotaciones implica un gran número de agentes que participan en esta labor, tales como oficinas técnicas que elaboran los proyectos, los ayuntamientos que conceden las licencias de obra y las pymes de toda Galicia encargadas de realizar las obras contenidas en los proyectos.

Para leer más