12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    El alcalde de Lugo pide a la Xunta que asuma el coste de la limpieza de los colegios de toda Galicia

    Alerta de un posible fraude en el que individuos tratan de vender potabilizadoras tras asegurar que el agua de la traída no es bebible

    LUGO, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco, pidió hoy a la Xunta que asuma el coste de la limpieza de los colegios de todos ayuntamientos de la comunidad, tras aprobar hoy en la junta de gobierno local un gasto de cerca de 164.000 euros para este tipo de acciones en los 17 centros de la ciudad.

    Del mismo modo, anunció que transmitirá a la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) lo "considerable" de este gasto, que aprecia "impropio" para que lo asuman los ayuntamientos gallegos.

    En este contexto, el regidor lucense apeló a que "el pacto local no se quede en un pacto de aspiraciones firmado en su día, sino que se tiene que concretar en acciones concretas". Por ello, avanzó que se remitirá un escrito al presidente de la Fegamp para que se estudie, "de forma prioritaria", este gasto que están soportando los ayuntamientos.

    En la Junta de Gobierno se informó, además, de los más de 2.400.000 que destinará la Administración central, en el marco del segundo plan de inversión local, para que se acometa el cierre del Parque Rosalía de Castro, con "de estilo", para darle "valor a esa gran obra, proyectada por uno de los grandes alcaldes de la ciudad, Ángel López Pérez", destacó.

    Finalmente, sobre el nuevo nombre para el hospital de Lugo, abogó porque lleve el del prestigioso médico lucense Rafael Vega Barrera, aunque tampoco vería con malos ojos la opción que se baraja de 'Lucus Agusti'.

    FRAUDE CON EL AGUA

    Por otro lado, el Ayuntamiento de Lugo alertó, en un comunicado de prensa, sobre un supuesto fraude vinculado con el agua de la traída de la ciudad amurallada, ya que ha detectado la posibilidad de que éste se esté produciendo "a través de las llamadas telefónicas en las que una supuesta empresa da a entender que el agua no es potable".

    Bajo este argumento visitan las viviendas y se intenta vender una "potabilizadora" a los vecinos de la ciudad. Frente a esto, el ayuntamiento asegura que "el agua de la traída es potable y perfectamente apta para el consumo", al tiempo que garantizó que no es necesario utilizar ningún tipo de potabilizadora.

    De este modo, el Ayuntamiento de Lugo avisó a los vecinos de que "se trata de una práctica fraudulenta". En este sentido, avanzó que se dará parte a las autoridades competentes par que se investigue "el origen" de estas situaciones y a los responsables del supuesto fraude, con el objetivo de que "se le ponga fin a este engaño".