24 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

El alcalde de Tui valora su absolución por el Supremo, pero afirma que el tribunal es "costoso" si no se tienen recursos

El BNG considera que la sentencia no exculpa al regidor y recuerda que hay otros juicios pendientes

VIGO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Tui, Antonio Feliciano Fernández Rocha, mostró hoy su satisfacción tras la sentencia del Tribunal Supremo que le absolvió de un presunto delito contra la ordenación del territorio, si bien matizó que podría haber sido "un inocente condenado, como puede haber muchos en este país" que no tienen medios económicos suficientes para recurrir ante el Supremo.

En declaraciones a Europa Press, explicó que prácticamente lleva cinco años peleando y explicó que "acudir al Supremo es una garantía, pero es muy costoso" y no todas las personas pueden hacerlo.

Por su parte, la portavoz del BNG, Yoya Alonso, señaló a Europa Press que esta sentencia "no exculpa" al alcalde de "las situaciónes de ilegalidadad" en este municipio y recordó que tiene otros juicios pendientes como el de la finca de Patazumba.

Asimismo, subrayó que el Plan General de Ordenación Municipal de Tui lleva mucho tiempo paralizado y sin trazas de que vaya a ser aprobado por la Xunta, ya que tiene las mismas características de otros planes que fueron rechazados, como el de Boqueixón (A Coruña)

La portavoz nacionalista denunció que los pequeños constructores del municipio "están asfixiados" porque el planeamiento está pensado para dos o tres constructores y el resto, incluso ha tenido que prescindir de sus trabajadores "por falta de cartera de trabajo".

Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, Suso Vila, declinó realizar declaraciones hasta analizar el fallo en profundidad ya que considera que es un documento muy largo y difícil de valorar de buenas a primeras.

El Tribunal Supremo absolvió al alcalde tudense de un delito contra la ordenación del territorio por el que la Audiencia Provincial de Pontevedra le había condenado a una inhabilitación especial para empleo o cargo público por ocho años. Junto a Rocha fueron absueltos Miriam Buján Garrido yJosé María Merero González.

En el caso concreto del alcalde de Tui, el Supremo consideró que procede la estimación del recurso y la absolución de Antonio Fernández Rocha porque no se evidencia "un uso arbitrario ni injustificado de poder por parte del recurrente".