28 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

El BNG denuncia la merma en la seguridad del transporte aéreo por la "connivencia" del Ejecutivo con las compañías

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Rodríguez, denunció hoy que la liberalización del sector aéreo ha provocado "un claro deterioro" en la seguridad de este tipo de transporte, favorecido por la "forma de proceder autocomplaciente y connivente" de la administración con las compañías aéreas.

En rueda de prensa, Rodríguez pidió al Gobierno que se tome en serio el problema de las condiciones en que operan algunas compañías en España y deje clara "su voluntad inequívoca" de aplicar la normativa de forma transparente y contundente, "abandonando las connivencias y dejaciones, los silencios y autocomplacencia que posibilitan actuaciones irresponsables".

El político nacionalista aseguró que el actual Ejecutivo socialista se ha mostrado continuista de la actuación del anterior gobierno del PP, permisivo ante una situación del transporte aéreo marcada por la "precarización y ganar dinero a toda costa frente a la seguridad".

Rodríguez acusó a la Dirección General de la Aviación Civil de ser más "una delegación de las grandes empresas de aviación españolas" que el ente encargado de velar por el interés público y su seguridad. "Este es el paraíso del descontrol", enfatizó, además de advertir de que no pueden ser las propias empresas las que se autocontrolen.

Así, denunció que sólo existen tres inspectores del Estado "propiamente dichos", que no hay constancia de controles específicos a las compañías de bajo coste y que España es el único país de su entorno que no tiene una lista negra de compañías con deficiencias en la seguridad aérea.

DOSSIER DEL SEPLA

El parlamentario nacionalista trajo a colación el informe entregado por el SEPLA a los distintos grupos parlamentarios, titulado 'Carencias e incumplimientos en materia de seguridad en el espacio aéreo español', que según él "debería ser suficiente para que el Gobierno tomase en serio el problema".

Del citado informe, Rodríguez apuntó cuatro casos para ejemplificar la situación, entre los que se encuentra un vuelo Madrid-Palma de Mallorca en el que el avión operado por la compañía AEBAL no contaba con oxígeno de emergencia, o un vuelo Jerez-Madrid en el que el comandante fue despedido por solicitar a los servicios de mantenimiento una solución a una avería en un detector de fuego de motor.

Del mismo modo, el BNG destacó el accidente sufrido el pasado 1 de diciembre de 2005 en Móstoles por el helicóptero que transportaba al presidente del PP, Mariano Rajoy, y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

"El peso máximo bruto aprobado al despegue del helicóptero era de 2.063,5 kilogramos, según información del propio fabricante, cuando el peso calculado totalizaba 2.222 kilogramos", apuntó el BNG en la iniciativa en la que instó al Gobierno a tomar medidas para poner freno a la actual situación.

EXTINCIÓN DE INCENDIOS

Por último, Francisco Rodríguez también citó la "alta siniestralidad" en los trabajos aéreos para la extinción de incendios, y recordó que la campaña pasada fallecieron cuatro pilotos en cinco accidentes graves, en una flota compuesta por "poco más de 60 aviones".

Según Rodríguez, "no se puede actuar como si estos accidentes no tuviesen nada que ver con la aviación civil y la seguridad en el transporte aéreo", ya que las competencias de Medio Ambiente y de la Xunta sobre estos aviones "no exculpan" a la Dirección General de la Aviación Civil de garantizar las normas de seguridad.