5 de diciembre de 2020
27 de junio de 2006

CIG critica que Educación emplace a los sindicatos a firmar el martes una adenda al acuerdo del 95 de docentes interinos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La CIG-Ensino criticó la actitud de la Consellería de Educación en la Mesa Sectorial celebrada hoy en la que la central nacionalista propuso dejar abierta la negociación de la estabilidad y trasladarla al mes de septiembre, mientras que la administración emplazó a los sindicatos a firmar una adenda el próximo martes al convenio del año 1995 de docentes interinos.

Así, el sindicato nacionalista rechazó la postura de Educación por manifestar, además, que la negociación de la estabilidad del profesorado interino y sustituto quedaba aplazada "sine die".

Educación rechazó hoy retomar la negociación, según lamentó CIG, con el beneplácito de CC.OO., ANPE y CSIF -que solamente suman el 33% de la representatividad sindical- y trasladó al martes 4 de julio la firma de una adenda al acuerdo de 95 sobre aspectos que, matizó, "nada tiene que ver con la estabilidad, y que la mayoría de ellos ya se aplican.

El sindicato nacionalista consideró, además, "preocupante" que haya organizaciones que hoy avalaron la propuesta de la consellería, "traicionando" al colectivo de interinos que se está movilizando durante este curso por una reivindicación concreta "que non se atiende", como es la estabilidad.

En esta línea, CIG-Ensino lamentó que el PSdeG, a través de Educación, "non sólo utilice los mismos métodos que sus predecesores" en la consellería, el PPdeG, "sino que reproduzca los mismos procedimientos" al no asumir, a su juicio, "la exigencia de la mayoría" de la representación sindical -el 67%- de que la negociación quede abierta para continuar en el inicio del curso 2006-07.

Por ello, reiteró que resulta "inaceptable" la actitud de Educación, al actuar "en un sentido contrario al que predica el PSdeG". Así, indicó que, "por mucho que le pese" a la consellería y a las organizaciones sindicales que firmarán la adenda, "este conflicto sigue vivo" y la administración "tendrá que asumir, más pronto que tarde, las demandas del colectivo".