30 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

El Consorcio da Igualdade acusa al bipartito de adjudicar un contrato de transporte a una empresa vinculada al BNG

El BNG denuncia que haya contratado un chofer para su gerente y éste afirma que esa empresa cobró "más de medio millón de euros"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El actual gerente del Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar, Roberto Rodríguez, acusó hoy a la anterior Xunta de haber adjudicado un "contrato de logística del transporte" para los traslados relacionados con este centro a una empresa "que parece que tiene relación con el BNG", de la cual evitó desvelar su nombre pese a la demanda de los diputados de la oposición.

En su comparecencia hoy en la Comisión de Sanidade, Política Social e Emprego, Roberto Rodríguez acusó a los entonces gestores del Consorcio, dependiente de la Vicepresidencia de la Xunta que gestionaba el nacionalista Anxo Quintana, de adjudicar este contrato de "logística" para el "desplazamiento diario entre las oficinas" del ente, en la calle Amor Ruibal, "a San Caetano".

Asimismo, explicó que los contratos adjudicados fueron por valor de 60.000 euros cada uno y que, en el tiempo que duró el acuerdo, la empresa "recibió más de medio millón de euros".

Rodríguez realizó estas declaraciones después de que el diputado nacionalista Carlos Aymerich le acusase de haber contratado a un chofer para sus traslados "a través del INEM" y no por convocatoria pública, un puesto que, según afirmó, no existía en la anterior gestión.

TAXI

En este punto, Roberto Rodríguez, afirmó que el puesto de chofer del gerente del Consorcio "existía" porque "con carácter habitual se contrataban los servicios de un taxista" que era "por supuesto siempre el mismo", durante los años 2007, 2008 y 2009.

Al respecto, el actual gerente del Consorcio aseguró que durante este periodo, el taxista recibió cantidades mensuales que podían oscilar entre los 1.000 y los 1.900 euros.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del grupo nacionalista, que rechazó conocer a qué empresa se refería el gerente y consideró que debe ser éste quién lo aclare, avisó de que "hay una evidencia, que es la existencia de una plaza de chofer que no había".

De esta manera, lamentó que Roberto Rodríguez se dedique a "fiscalizar" al anterior Ejecutivo y a lanzar este tipo de acusaciones y le emplazó a que revele los datos. En esta línea, la diputada socialista Laura Seara reclamó la palabra, antes de concluir la sesión, para demandar que el gerente aclarase sus declaraciones, algo que rechazó el presidente de la comisión, el 'popular' Miguel Santalices.

CUATRO PREGUNTAS APLAZADAS

La comisión de hoy se celebró con tensión tras las protestas de los grupos socialista y nacionalista por el aplazamiento de cuatro de las ocho preguntas orales previstas en el orden del día, una por decisión de la persona que la había formulado --la socialista Carmen Gallego-- y las otras por no poder comparecer los miembros del Gobierno designados.

En esta línea, Carlos Aymerich consideró que la Xunta debería responder "de forma solidaria" a las cuestiones y designar otra persona en el caso de que el compareciente no pudiese intervenir. Asimismo, cuestionó la distribución de las preguntas por partido, evidenciando que en el orden del día había planteadas cuatro preguntas del Grupo del PPdeG, tres del Grupo Socialista y una del nacionalista.