10 de julio de 2020
1 de junio de 2020

Denunciados ocho jóvenes en Lugo por celebrar un botellón sin distancias de seguridad ni mascarillas

La Policía Local intercepta a un conductor sin seguro, sin inspección técnica y con una tasa de alcoholemia de 0,7

LUGO, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Lugo ha levantado ocho actas de sanción al mismo número de jóvenes por un botellón celebrado en la rúa do Hospital este fin de semana. Además, no guardaban la distancia de seguridad ni tampoco llevaban mascarilla.

Estas denuncias, según explica el Ayuntamiento a través de un comunicado, se producen después de que los agentes les avisasen "para que se ajusten a las normas de sanidad". Sin embargo, ellos hicieron "caso omiso".

Además, entre las actuaciones llevadas a cabo por la Policía Local de Lugo a lo largo del fin de semana, se encuentra la denuncia de una pareja de jóvenes por romper la cinta policial que prohibía el acceso al parque infantil de Praza de Bretaña, tras lo cual entraron en el recinto a pesar de no estar permitido durante el estado de alarma.

El cuerpo local también ha propuesto para sanción al conductor de un vehículo por "faltar al respeto y a la consideración" de los agentes en el ejercicio de sus funciones.

Asimismo, se han tramitado denuncias a varios establecimientos de hostelería por superar el aforo permitido, a otros locales considerados de ocio nocturno por permitir el consumo en su interior y a uno que mantenía su actividad con las puertas abiertas "transmitiendo altos niveles de ruido al exterior".

En este contexto, el Ayuntamiento de Lugo hace un llamamiento a los hosteleros y a la ciudadanía "para que tomen conciencia de la necesidad de respetar los horarios y las órdenes" del Ministerio de Sanidad relacionadas con el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria de la COVID-19.

CONDUCTOR EBRIO

Por otra parte, efectivos del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local instruyeron diligencias este fin de semana por un posible delito contra la seguridad vial, tras interceptar un vehículo cuyo conductor arrojó un resultado de 0,70 miligramos por litro, más del doble del máximo permitido, en la prueba de alcoholemia.

El varón también ha sido sancionado por no haber presentado el coche a la inspección técnica periódica en el plazo debido, lo que conlleva una multa de 200 euros, y por carecer del seguro obligatorio, por lo que fue sancionado con 1.500 euros y con la inmovilización del turismo.

Para leer más