9 de abril de 2020
28 de abril de 2018

En Marea activa la consulta sobre Quinteiro, que el sector crítico ve "falta de garantías"

En Marea activa la consulta sobre Quinteiro, que el sector crítico ve "falta de garantías"
EN MAREA

 

La consulta, que no será vinculate, podría celebrarse en un plazo "de dos a tres semanas" y se paralizaría si Quinteiro renuncia antes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (EUROPA PRESS)

El Consello das Mareas, órgano de dirección del partido instrumental, ha activado el proceso para la convocatoria de una consulta a las bases no vinculante sobre la continuidad de Paula Quinteiro, la parlamentaria de En Marea que se vio envuelta en un altercado con la policía a mediados del pasado mes de marzo.

Así, la consulta podría celebrarse en un plazo de "dos a tres semanas", según han informado Gonzalo Rodríguez y Victoria Esteban al término de la reunión del Consello, que ha aprobado por 17 votos a favor a 3 en contra el inicio del procedimiento para la convocatoria de la consulta. Antes, una comisión designada este sábado realizará un expediente informativo que será remitido a la propia Quinteiro y a los inscritos de En Marea.

El sector crítico de En Marea, que se opone la dimisión de la parlamentaria, ha censurado la decisión del Consello al considerar que la consulta no cuenta con "garantías" dentro de los reglamentos internos del partido instrumental. Con todo, la Comisión de Garantías del partido instrumental emitió esta semana un informe en el que avala la consult sobre este caso, si bien matiza que el veredicto de las bases no sería vinculante y que la dimisión de Quinteiro corresponde únicamente a la propia diputada.

De este modo, el resultado de la pregunta a las bases será una "opinión política" sobre la continuidad o no de Quinteiro como representante de En Marea en la Cámara gallega. El reglamento del partido instrumental estipula que la revocación del cargo de un representante público debe hacerse por otra vía que, por el momento, no contempla la dirección política. "No consideramos ese escenario. Eso es solo especulativo", ha indicado Gonzalo Rodríguez cuestionado sobre la posibilidad de iniciar un procedimiento de revocación.

La dirección de En Marea considera que los inscritos conforman el "origen de la legitimidad" tanto de los órganos políticos como del Grupo Parlamentario, por lo que, en caso de que exista una "divergencia" entre ambos, son las bases quienes tienen la capacidad para "resolverla".

Y es que este es el escenario que, desde que salieron a la luz los hechos en los que se vio envuelta Quinteiro, se produce en el seno de En Marea, ya que los órganos políticos (Consello y coordinadora) piden su renuncia mientras la mayoría del Grupo Parlamentario respalda su continuidad.

El Consello das Mareas celebrado en Santiago este sábado contó con la participación del portavoz orgánico y parlamentario del partido instrumental, Luís Villares; y con tres representantes del llamado 'sector crítico', enfrentado a la dirección de En Marea tras las elecciones internas de comienzos del año 2017.

CONSULTA A LAS BASES

Así las cosas, el Consello das Mareas de este sábado ha aprobado la designación de un grupo de personas que elaborarán un expediente informativo que será trasladado a los inscritos antes de la votación y en el que se recogerá también la exposición de los hechos y explicaciones de la propia diputada.

En caso de que Quinteiro presente su renuncia antes de la realización de la consulta, ésta se "paralizaría", según ha explicado Gonzalo Rodríguez, que ha defendido la validez de esta convocatoria ateniéndose a la interpretación de los estatutos en los que figura que podrán llevarse a cabo consultas a las bases sobre asuntos de "especial relevancia política".

Esta interpretación fue avalada por la Comisión de Garantías que, sin embargo, recordó que las bases no podrían emitir una opinión "vinculante" y que la dimisión "es un acto voluntario que es exclusivo de la persona electa que renuncia voluntariamente a su cargo".

CRÍTICOS

El sector crítico discrepa de la interpretación de los estatutos por parte de la dirección, como expuso en declaraciones a los medios a la salida de la reunión Gladys Afonso. Así, ha apuntado que la consulta "no cumple con las garantías" que establecen "el reglamento y estatutos" de En Marea porque en ellos figura que podrán realizarse consultas "siempre que tengan motivos políticos, sociales y económicos".

De este modo, los críticos opinan que el caso de Quinteiro no entra dentro de estos parámetros y que la intención de la coordinadora (que equivale a la ejecutiva de un partido clásico) es disfrazar de consulta a las bases lo que, a sus ojos, es un proceso de revocación de cargo que debería realizarse por otras vías.

"No estamos de acuerdo y no vamos a participar, porque tampoco respeta las garantías procesales y de autodefensa de la compañera (Quinteiro)", ha remarcado Gladys Afonso, que ha hecho un llamamiento a "recuperar los acuerdos fundacionales" aprobados en la asamblea de Vigo y a "trabajar" para dar voz "a los problemas de la gente".

Cuestionado sobre la interpretación del reglamento por parte de los críticos, el portavoz de la coordinadora, Gonzalo Rodríguez, ha incidido en que el caso de Quinteiro es de "especial relevancia política" porque compromete "los objetivos" marcados por En Marea en su propuesta política, que pasa por "ser absolutamente estrictos" con su "exigencia ética".

Según Rodríguez, que no cree que la gestión del caso de Quinteiro esté dañando la imagen del espacio político, el precepto de "exigencia ética" debe ser cumplido por los representantes de En Marea estén "en el gobierno o en la oposición" porque "a partir de eso" podrán "cambiar las cosas y exigir a los demás".

Para leer más