19 de septiembre de 2020
4 de agosto de 2020

Doce formaciones municipalistas rechazan "la incautación" del remanente y piden "blindar la autonomía local"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Doce formaciones municipalistas han firmado un manifiesto de rechazo al acuerdo que han firmado la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) con el Ministerio de Hacienda y que consideran una "incautación" del remanente de las arcas municipales, frente a lo que piden "reforzar y blindar la autonomía local".

Concretamente, firman este manifiesto de rechazo Compostela Aberta, Marea Atlántica, Marea de Vigo, Ferrol en Común, Alternativa Canguesa de Esquerdas, Sadamaioría, Son de Teo, Ribeiro en Común, Marea de Noia, Xuntos por As Pontes, Veciñanza de Cuntis y Unidade Veciñal de Dodro.

"El plan del Ministerio de Hacienda para la incautación de los remanentes de ayuntamientos y diputaciones, aprobado ayer por la FEMP, pisotea las competencias municipales, adolece de un marcado carácter centralista y supone un desprecio para el trabajo de los ayuntamientos", señalan en el manifiesto, en el que apunta que este plan cuestiona el espíritu 140 de la Constitución Española y "revienta a la ya muy tocada autonomía municipal, pretendiendo tutelar a los ayuntamientos".

De esta manera, frente a lo que consideran una "excusa para limitar el gasto y la inversión locales", las mareas municipalistas de Galicia demandan la protección de las personas, "sobre todo, las más vulnerables".

Recuerdan que en un contexto como el actual, los ayuntamientos son "vitales" para la ciudadanía. "No se puede gobernar de espaldas a las administraciones locales, que son las más próximas a la gente y las primeras a las que se acude", han apuntado.

Para estas fuerzas, "ahora más que nunca, el municipalismo gallego le exige al Estado la supresión de la Ley de racionalidad presupuestaria y sostenibilidad". En este sentido, recuerdan que el pleno de la corporación de Santiago de Compostela --que dirige el socialista Xosé Sánchez Bugallo-- tiene aprobada una moción conjunta de Compostela Aberta, BNG y PSOE en relación al uso de los remanentes municipales por parte de las entidades locales.