17 de febrero de 2020
27 de agosto de 2014

Educadores sociales advierten de que la educación para prevenir la violencia machista "se está dejando de lado"

El Ayuntamiento de Pontevedra ve los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas "la punta del iceberg" de lo que "no sale en los periódicos"

PONTEVEDRA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Colexio de Educadores Sociais de Galicia ha advertido este miércoles de que la educación en igualdad para prevenir la violencia machista "se está dejando bastante de lado" por falta de profesionales.

"Para que haya más educación hay que contratar más profesionales" destinados a labores de apoyo a las familias y de formación en los centros educativos, ha explicado la secretaria de esta entidad, Eva López.

Con motivo de una visita de esta organización al Ayuntamiento de Pontevedra, Eva López ha afirmado que "la educación es la base contra la violencia de género" y que para detectar la existencia de problemas "hay que estar muy cerca de las personas y conocer las situaciones".

En este sentido, la secretaria del Colexio de Educadores Sociais de Galicia ha lamentado que, en general, los departamentos de servicios sociales "están muy saturados y burocratizados", pese a que su misión es "estar más cerca de las personas y apoyarlas en sus dificultades".

MICROMACHISMOS

Precisamente, el Colexio de Educadores Sociais de Galicia cuenta con un grupo de trabajo en igualdad denominado 'Fiadeiras'.

Esta sección está desarrollando la campaña 'Micromachismos: moito máis que micro', que llegará a su fin el 1 de septiembre. Su objetivo es denunciar que "las actitudes y comportamientos dominantes que siguen los varones" en relación a las mujeres son "formas de violencia que reproducen la desigualdad", si bien se manifiestan de manera "sutil o casi imperceptible".

Esta campaña invita a las mujeres a compartir "de forma personal o anónima" su experiencia a través del blog de 'Fiadeiras'.

Así, los contenidos podrán utilizarse "en futuras acciones contra la violencia de género" con la intención de "visibilizar todas aquellas situaciones cotidianas que pasan desapercibidas" pero que, según este grupo, "contribuyen a que la igualdad entre mujeres y hombres sea más formal que real".

En este sentido, Eva López ha señalado que "lo visible son las acciones violentas" frente a otras "cuestiones pequeñas" que también afectan a las mujeres pero que "pasan desapercibidas".

EDUCACIÓN AFECTIVA

Por su parte, la concejala de Servizos Sociais de Pontevedra, Carmen Fouces, ha anunciado que su departamento pondrá en marcha a partir del próximo mes de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso académico, el programa 'Namorando'. Sus receptores serán estudiantes de Primaria y Secundaria para orientarles desde el punto de vista de la educación afectiva.

"Detectamos que a partir de 5º y 6º de Primaria, la visión de las mujeres cambia", ha explicado Carmen Fouces. Así, ha explicado que "hasta que no tienen ningún acercamiento sentimental se detecta la violencia", pero esta percepción "desaparece en el momento en que empiezan a tener relaciones sentimentales".

VIOLENCIA MACHISTA, "PUNTA DEL ICEBERG"

También se ha referido a los casos recientes de violencia machista ocurridos en Galicia como la "punta del iceberg" de una situación que "no sale en los periódicos" y ha condenado la actitud de los hombres que "determinan que las mujeres son de su propiedad".

Por ello, ha asegurado que el Ayuntamiento de Pontevedra está "trabajando duro" en el ámbito de la educación y la prevención a través de los centros educativos.

No obstante, el alcalde de Pontevedra, Miguel Fernández Lores, ha reivindicado que esa educación en valores "debe ser para todos".

"No puede ser que haya ciudadanos que tengan formación en afectividad, sexualidad o comportamientos sociales porque el ayuntamiento sea más o menos sensible", ha defendido, pues otros carecen de esa atención.

Finalmente, Fernández Lores ha aclarado que "no es competencia del ayuntamiento" atender esas necesidades, cuya competencia ha atribuido a las administraciones que tienen "la responsabilidad de transformar la sociedad con criterios de igualdad y universalidad, independientemente de donde vivan los ciudadanos".

Para leer más