29 de noviembre de 2020
29 de julio de 2006

Estatuto.-Feijóo y Quintana pactan la financiación del PP como "punto de partida" y mantienen la diferencia en identidad

El líder popular aspira a ser como Cataluña en "autonomía de primera" y el nacionalista celebra el "levantamiento de vetos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, y el portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, aproximaron hoy posiciones en la propuesta de financiación y de inversión del Estado en Galicia que deberá recoger el nuevo Estatuto y, si bien coincidieron en "levantar vetos" en la reforma, tras una hora y media de reunión mantienen las diferencias en el terreno de la identidad.

La cita entre ambos líderes, la segunda desde que Feijóo asumió la dirección de la oposición en enero, transcurrió en un "clima positivo", según declararon por separado en la comparecencia ante los medios de comunicación posterior a su entrevista, en la que ambos confirmaron que el BNG está "dispuesto a asumir como punto de partida" el modelo económico propuesto por los populares.

Así, el líder de la oposición aseguró que le resulta "más fácil" abordar con los nacionalistas que con el PSdeG la financiación de la comunidad y las partidas que el Gobierno central debe asignar cada año; mientras que Quintana declaró que, aunque no considera que el planteamiento del PPdeG sea "bueno", sí puede adoptarlo como "punto de partida" porque es "necesario ceder".

En este sentido, los populares demandan que el Ejecutivo destine 2.500 millones anuales durante el próximo lustro y "blindar" este compromiso, frente a la asignación del 8 por ciento de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a lo largo de diez años propuesta por los socios de Gobierno en el acuerdo de bases que suscribieron para la reforma.

Sin embargo, en su comparecencia de hoy, Quintana confirmó que si la metodología del PPdeG "mejora" la apuesta de PSdeG y BNG, él está "dispuesto a asumirla como punto de partida" porque "ése tiene que ser el espíritu". "No es fácil que el BNG acepte una propuesta del PP, consideramos que es mejorable, pero está bien como punto de partida si queremos avanzar", declaró.

CLAVES

Por su parte, Feijóo proclamó que "la clave" del nuevo Estatuto debe ser la "prosperidad y la libertad" de los ciudadanos y advirtió de que estos objetivos sólo se pueden garantizar mediante una financiación "adecuada" y una inversión del Estado "blindada".

En esta línea, recurrió a una gráfica que revela que la renta de los gallegos es 20 puntos inferior a la estatal y añadió que la "piedra angular" de la reforma pasa por reducir estas diferencias hasta convertir a la comunidad en "una autonomía de primera". Por ello, ratificó que el nuevo texto "no debe estar por debajo del catalán" y añadió que "esto se mide en prosperidad, en renta y en libertad".

Mientras, Anxo Quintana consideró que lo importante es que "se levanten vetos", en un contexto en el que "cualquiera podría suponer cierto veto del PP a cómo definir Galicia o del BNG a hablar de las propuestas de inversión del Estado". Sin embargo, a su juicio, el encuentro sirvió para constatar las posibilidades de diálogo y para "marcar una metodología de trabajo con el objetivo de llegar a un acuerdo".

Al respecto, confirmó que planteó al líder de la oposición la fórmula "financiación más nación", basándose en que "no sólo hay que subir de categoría, sino tener el nivel de bienestar para estar en ella". "No sólo queremos una denominación mayor, sino que nos reporte la financiación adecuada", abundó, tras lo que aclaró que "no se trata de intercambiar nación por financiación, porque una cosa va unida a la otra".

CESIONES

En este sentido, admitió que "aún queda mucho por recorrer" y añadió que este proceso requerirá que "todos cedan, unos en una cosa y otros en otra", en especial en "aquello que el otro cree importante", es decir, la financiación para el PPdeG y el complemento con la definición identitaria para el BNG.

Por ello, el dirigente nacionalista pidió a Feijóo que "levantase vetos" para "hablar de un contexto de Estatuto similar al catalán", a lo que el líder de la oposición le confirmó: "yo no tengo vetos a hablar y mi único límite es la Constitución". "Pero no por una cuestión de partido, sino por ideología y principios", agregó.

En consecuencia, confirmó que a los populares, "evidentemente, nación no gusta", al punto de "creer que no debe estar en el nuevo Estatuto", si bien reiteró su "disposición a hablar del marco identitario en el marco de la Constitución". "Tengo un límite, que es la Constitución, y no voy a renunciar", insistió.

Con todo, consideró "normal" que Quintana "no renuncie a 'nación'" y justificó: "en una hora y media de reunión no me voy a convertir yo en nacionalista, ni él va a acabar militando en un partido galleguista como el PPdeG". Al respecto, el portavoz nacionalista derivó "la misma conclusión", puesto que "no es una novedad que al PP no le guste 'nación'".

Sin embargo, Quintana valoró que los populares acepten como "punto de partida" debatir una "definición similar a la que el Estatuto catalán tiene para sí". "Ese punto de partida desde la diferencia es importante, porque cada uno tendrá que ceder y, a partir de aquí, hablaremos para lograr un punto de encuentro", apostilló.

OBJETIVO

Así, confirmó que su "objetivo" es "incorporar a Núñez Feijóo" al acuerdo de mínimos pactado por PSdeG y BNG para "garantizar un Estatuto de primera" y, en este sentido, destacó que detectó en el líder del PPdeG "total autonomía para decidir lo que considere oportuno", independientemente de la línea marcada por la dirección nacional.

Por ello, y pese a admitir: "por sus hechos los conoceréis", el portavoz nacional del Bloque declaró que la reunión de hoy "da un margen para la esperanza", puesto que no estuvo marcada por una "repetición mimética de lo que ocurre a nivel estatal". En consecuencia, se confesó "más optimista que hace una semana" y valoró que PPdeG y Bloque "acepten como campo de juego lo que aceptaron hoy".

Por su parte, Feijóo coincidió en la importancia de que ambas formaciones "puedan hablar dentro de la normalidad institucional" y destacó especialmente que Anxo Quintana rechace "jugadas sucias de 'si hay estatuto es por mí y si no lo hay es por tu culpa'". Por ello, consideró que el encuentro facilita "más que antes" el acuerdo para el Estatuto y confirmó que habrá más contactos en el futuro para "clarificar posturas".

Además, ambos líderes hicieron suya una frase el histórico galleguista Alexandre Bóveda, que aboga por afrontar el debate desde la "apreciación desapasionada de lo que a Galicia le conviene" como la fórmula para propiciar el necesario acuerdo.