8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 25 de junio de 2009

    Feijóo asegura que el AVE a Galicia está "blindado", pero avisa a Blanco de que no se "callará" si no "cumple"

    Celebra el "nuevo modelo" de relaciones entre Xunta y Estado basado en "hechos reales, acuerdos productivos y lealtad recíproca"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que el acuerdo institucional que pactó ayer con el ministro de Fomento, José Blanco, supone "un blindaje" para la conexión del AVE a Galicia y del resto de las infraestructuras del Estado en la comunidad, aunque manifestó su "desconfianza" por los "antecedentes" del Gobierno central y avisó al titular estatal de Obras Públicas de que no se "callará" ante posibles "incumplimientos". "No queremos que 2015 sea otro 2012", sentenció.

    En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo autonómico celebró el futuro "blindaje por escrito" de los plazos y presupuestos del AVE, si bien advirtió a Blanco de que si llega el año 2010 --fecha en la que deberían estar licitadas, contratadas y adjudicadas la "totalidad" de las obras de la conexión-- y "no ha cumplido", será "el primero en decirlo". "También seré el primero de felicitarlo si cumple", apostilló.

    En concreto, Núñez Feijóo recordó que el borrador del convenio que ambos mandatarios negociaron ayer se garantiza el "blindaje" de la conexión del AVE con la Meseta, con "plazos" --ya que "todas" obras deberán estar licitadas, contratadas y adjudicadas antes de que finalice el año 2010-- y "presupuestos", puesto que estas actuaciones contarán con una dotación de 4.678 millones de euros. "Pasamos de la fecha al presupuesto", indicó satisfecho.

    Asimismo, resaltó que, una vez que comunique los puntos del acuerdo a los grupos del Parlamento gallego --acto para el que no concretó fecha-- se procederá a "firmar" el documento. "Es la primera vez que blindamos por escrito un presupuesto de inversión, los plazos y una comisión de seguimiento para controlar que se cumple", se congratuló.

    "Ayer se habló en serio de infraestructuras, no sustituimos una fecha por otra", reconoció Núñez Feijóo para expresar, al tiempo, su "agradecimiento" a Blanco y al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, su "receptividad" a la hora de fijar "cantidades de inversión" y no sólo "una fecha". El objetivo, reiteró Feijóo, es "no repetir" anteriores "incumplimientos" relacionados con la llegada del AVE.

    "NUEVO MODELO" DE RELACIONES

    Pese a la "desconfianza" por los "antecedentes" de "incumplimientos" con Galicia del Gobierno central y su intención de "no caer en triunfalismos", Núñez Feijóo calificó de "éxito" el encuentro con Blanco. Así las cosas, resaltó que el protocolo sobre las infraestructuras gallegas es "un logro común" de todos los ciudadanos gallegos "que fueron críticos e inconformistas" con los "incumplimientos" del Estado.

    En este escenario, manifestó su satisfacción por el "nuevo modelo" de relaciones entre el Estado y la Xunta que, a su juicio, se inició en esta reunión. Según avanzó, este "nuevo modelo" estará basado "en la lealtad recíproca, en la realidad de los hechos y en acuerdos productivos" que tengan "efectos" directos en la economía de la comunidad.

    "Ayer se asumió la realidad y los retrasos en las infraestructuras gallegas", sentenció Núñez Feijóo y resaltó el "salto cualitativo" que supone este paso. "Ahora tenemos plazos mínimos e inversiones máximas, así como garantías de fiscalización y de que ninguna ciudad gallega se quedará sin AVE", aseguró y manifestó su deseo de "plasmar por escrito" el protocolo que se avanzó en la pasada jornada.

    COMISIÓN DE SEGUIMIENTO Y TREN HÍBRIDO

    Este protocolo incluirá la puesta en marcha inmediata de una comisión de seguimiento para fiscalizar el avance de las infraestructuras del Estado en Galicia, que se reunirá cada cuatro meses. Según explicó Feijóo, la primera reunión se fijará tras la firma del acuerdo.

    Además, el presidente gallego aseguró que ayer propuso al titular de Fomento que los grupos de la oposición --PSdeG y BNG-- estén representados en este órgano de control de las obras gallegas.

    Por otra parte, Núñez Feijóo resaltó que el tren híbrido de fabricación española que se estrenará en Galicia antes de que el AVE esté plenamente operativo es "un avance técnico" que permitirá reducir los tiempos de desplazamiento entre las ciudades gallegas y Madrid en 2012 y no "un subterfugio" para "retrasar" la llegada de la alta velocidad a la comunidad gallega.