20 de marzo de 2019
8 de enero de 2008

El incendio de un coche en el Puente de Rande colapsa por segundo día consecutivo la AP-9 en su entrada a Vigo

La autopista registró ayer otros cinco accidentes que provocaron retenciones durante toda la jornada

VIGO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El incendio de un turismo que estaba en el Puente de Rande, y que no causó víctimas, mantuvo colapsados durante casi una hora los carriles de la autopista AP-9 en su entrada a la ciudad de Vigo, según informaron fuentes de la Guardia Civil de Tráfico de Pontevedra.

El fuego, cuyo origen aún no ha sido determinado, se inició sobre las 9.30 horas y afectó a un coche BMW X3, que estaba a la altura del kilómetro 148,900 de la AP-9 en sentido Vigo, a la salida del Puente de Rande en Chapela (Redondela).

Según confirmaron a Europa Press los Bomberos de Vigo, las llamas quedaron extinguidas pero el incidente provocó retenciones desde el kilómetro 147 al 149 de la autopista. No obstante, tras la retirada del vehículo, se restableció la circulación con normalidad.

Las retenciones de esta mañana se suman a la jornada de colapso que se vivió ayer en esta autopista, donde hubo problemas durante todo el día debido a varios accidentes que afectaron a la circulación y ocasionaron tráfico lento en el vial, y atascos en las entradas al centro de la ciudad, coincidiendo además con el primer día de rebajas.

COLAPSO Y RETENCIONES.

Desde las 8.00 horas hasta las 19.00 horas de ayer se registraron en la AP-9, en su entrada a Vigo o bien en sentido Pontevedra, un total de cinco siniestros que provocaron retenciones durante todo el día. Así, hubo accidentes en las inmediaciones del Puente de Rande, en la subida al aeropuerto o en la salida de la ciudad por Buenos Aires.

La Xunta se comprometió a mejorar la fluidez del tráfico en ese tramo de la autopista con la ampliación de un carril más en el Puente de Rande, mejoras en la entrada a Vigo y la conexión con el corredor de O Morrazo. Sin embargo, el colectivo empresarial de la provincia sigue defendiendo la necesidad de que se construya un segundo puente sobre la ría, como solución definitiva a la sobrecarga de tráfico que padece Rande, por donde circulan a diario unos 50.000 vehículos.