20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 11 de abril de 2008

    La investigación apunta a una colilla como la causa del incendio en el que falleció un hombre en Santiago

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los primeros datos de las investigaciones apuntan a una colilla como la causa que provocó el incendio registrado la pasada noche en el barrio compostelano de Conxo, en el que falleció un hombre de 54 años de edad.

    Según informaron hoy a Europa Press fuentes próximas a la investigación, todavía se desconoce la causa exacta pero, como se sabe que el hombre era fumador, una colilla mal apagada se perfila como la principal hipótesis del siniestro. No obstante, la Policía Científica será la que determine qué sucedió.

    Sobre las 23.00 horas se declaró el incendio en la primera planta de un edificio de tres alturas de la calle García Prieto, en el barrio de Conxo. Los equipos de extinción encontraron a José Adolfo P.G. "carbonizado" en un sofá-cama ubicado en una habitación.

    Según los bomberos, el fallecido podía sufrir "algún problema de movilidad" y su padre, que en el momento del incendio se encontraba en el inmueble, fue quien dio aviso del fuego pero no pudo hacer nada por rescatar a su hijo.

    La Policía Nacional alertó al servicio de urgencias 061, que envió una ambulancia medicalizada y una asistencial, aunque el personal médico sólo pudo certificar la muerte del hombre a causa de las graves quemaduras que había sufrido.

    DAÑOS.

    El fuego destruyó la habitación totalmente, mientras que el calor afectó al techo y al pasillo, a parte de la cocina y el humo llegó hasta el hueco de la escalera del edificio. Debido a que cuando el padre escapó del fuego y fue a alertar a los vecinos dejó la puerta del inmueble abierta, el edificio se llenó de humo.

    Víctima del miedo, un vecino se escapó hacia la azotea y tuvo que ser evacuado por los bomberos mediante la escalera-grúa. El resto de los habitantes del edificio fueron desalojados, pero sobre las dos de la madrugada ya pudieron volver a sus casas, según explicaron a Europa Press algunos vecinos.

    El resto de las viviendas del edificio no sufrieron daños de consideración, aunque sí resultaron afectadas por el humo que se coló por el hueco de la escalera. Las que presentan manchas negras más grandes son las del segundo y tercer piso, ya que el humo discurrió hacia la parte superior.