19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 9 de diciembre de 2019

    El juzgado de Tui acoge las declaraciones de seis testigos tras la reapertura del caso de la muerte de Déborah Fernández

    El juzgado de Tui acoge las declaraciones de seis testigos tras la reapertura del caso de la muerte de Déborah Fernández
    Déborah Fernández-Cervera en una imagen de archivo - CEDIDA POR LA FAMILIA - ARCHIVO

    VIGO, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Un total de seis testigos han comparecido este lunes en el Juzgado de Instrucción número 2 de Tui (Pontevedra) tras la reapertura del caso de la desaparición y la muerte de Déborah Fernández-Cervera, que tuvieron lugar hace 17 años. Estas personas se suman a otra que ya prestó declaración la semana pasada.

    A su llegada al edificio judicial, la hermana de la víctima, Rosa Fernández-Cervera, ha destacado que este lunes ha sido un día "muy importante" y ha asegurado que la reapertura del caso tras casi dos décadas ha sido un "paso" que los familiares de Déborah "no imaginaban".

    Así, ha puesto en valor que la jueza y el fiscal hayan "dado la mano" a los allegados a la joven viguesa "para esclarecer lo que pudo ocurrir" aquel día de 2002 en el que fue vista por última vez.

    Además, Rosa Fernández ha detallado que, aunque algunas de las solicitudes presentadas por la familia en sus escritos iniciales fueron denegadas, "seguirá peleando" para que se resuelva el caso.

    En este sentido, ha asegurado que la "clave del éxito" del proceso judicial se basa en los "detalles" y en que la jueza y el fiscal trabajen con "tranquilidad". Así, la hermana de la joven fallecida ha indicado que, en este momento, los allegados de Déborah son "meros espectadores", aunque ha apuntado que "pujarán" para que "las cosas se hagan bien", como, en su opinión, no ocurrió con anterioridad.

    DESAPARICIÓN

    Déborah Fernández-Cervera desapareció en 2002 a los 21 años, después de salir a correr por el entorno de Samil. Una semana después se encontró su cuerpo desnudo en una cuneta en O Rosal, a unos 40 kilómetros de su vivienda.

    A principios de este año, la familia de la joven inició una campaña en la plataforma 'Change.org' para conseguir la reapertura del caso, cerrado en 2010, una iniciativa que ha acumulado más de 230.000 firmas.

    Para leer más