23 de octubre de 2019
23 de junio de 2009

Un libro denuncia las "trampas" de los sindicatos para "saltarse a la torera" las medidas de igualdad de género

Detecta que, en contra de los discursos de las organizaciones sindicales, se dan "casi todas las formas de discriminación"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un libro denuncia las "trampas" con las que los sindicatos, y en concreto CC.OO., al que pertenece la autora, se "saltan a la torera" las medidas en favor de la igualdad entre hombres y mujeres que, sin embargo, defienden en sus discursos.

La obra, 'Mujeres y sindicalismo. Un análisis crítico desde la experiencia', fue escrito por Pilar Seoane, que forma parte de la organización de Comisiones Obreras. Está editada por la Fundación 10 de marzo y analiza desde dentro el funcionamiento del sindicato para llegar a conclusiones de las que la autora no se siente "orgullosa", según explicó hoy en la presentación del libro.

Así, la sindicalista señaló que su objetivo, con este volumen "muy crítico" con la organización, es "hacer tangibles" los obstáculos que se encuentran "detrás de los grandes discursos" en favor de la igualdad entre hombres y mujeres y que "diluyen" los esfuerzos por hacerla efectiva.

"No me siento orgullosa de las conclusiones", lamentó, pues entre ellas, aparece que, aunque la organización sindical ha reflejado en sus documentos su "preocupación por la igualdad de trato y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", se descubren, al mirar a su interior, "casi todas las formas de discriminación de las mujeres" que se denuncian.

Al hilo de ello se preguntó si las iniciativas que se toman en este ámbito se emprenden "por estética" o si realmente los cuadros del sindicato están concienciados. Seoane puso de manifiesto en su intervención las "trampas" a las que recurre el sindicato, entre las que indicó que, aunque las listas se elaboren siguiendo criterios de proporcionalidad y paridad, "es habitual que las mujeres dimitan para dejar paso a hombres".

Otro de los inconvenientes para la igualdad, añadió, es que "en general" las mujeres se encargan de ocupaciones o áreas "dulces", vinculadas a secretarías "relacionadas con el estereotipo de mujer", como el empleo, la formación, juventud o salud laboral.

LEY DE IGUALDAD

Asimismo, la autora reprochó que "ninguna norma establece la obligación" para los sindicatos de cumplir la Ley de Igualdad porque las propias organizaciones sindicales "impiden" que algún artículo les afecte. Del mismo modo, criticó la falta de renovación en la estructura sindical, que propicia que las mismas personas sigan ocupando los cargos de dirección a través de los años.

El resumen de todo lo expuesto en el libro, en el que se hace un análisis de la situación de la mujer también en la empresa privada y en la administración pública, sería, según la autora, una frase "de Marx, de Groucho Marx" --bromeó--: "señora, le cedería mi sillón si no fuera porque estoy sentado en él".

CUMPLIR LOS ESTATUTOS

En cuanto a los pasos a dar para avanzar en la igualdad efectiva, Seoane señaló que "lo primero sería cumplir" los aspectos que ya aparecen recogidos en los estatutos de CC.OO. y agregó que la "sensibilización" es necesaria también para las mujeres, pues, en ocasiones, "repiten patrones, de forma inconsciente".

Por su parte, el presidente de la Diputación de A Coruña --que colabora en la edición--, Salvador Fernández Moreda, calificó el trabajo de "completo y original análisis", que pone de manifiesto que "aún quedan muchas cosas por hacer", pues la situación "dista mucho de la igualdad real". "Se presentan sin ambages las contradicciones de la propia organización sindical", dijo y elogió la actitud "valiente, sincera y productiva" del sindicato.