16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 2 de marzo de 2009

    Louzán califica los resultados electorales de "fracaso estrepitoso del bipartito"

    PONTEVEDRA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El presidente provincial del PP en Pontevedra, Rafael Louzán, atribuyó al "fracaso estrepitoso del bipartito" la victoria por mayoría absoluta de su partido en las elecciones autonómicas y "en solo tres años y medio" y "por primera vez en la historia" desde los anteriores comicios. Para Louzán, además, "hoy empieza la recuperación del Gobierno de España con Mariano Rajoy como presidente".

    Louzán compareció en la sede provincial del PP de Pontevedra, abarrotada de simpatizantes, junto con los candidatos electos, Pilar Rojo y Agustín Hernández, que concurrían como números 4 y 11 de la lista, respectivamente, y con Dolores Pan, José Juan Durán y Teresa Pedrosa. Louzán calificó de "excelente resultado" los 11 diputados obtenidos por su partido en la provincia, recuperando el escaño perdido en las anteriores elecciones.

    Tras agradecer el trabajo de los apoderados, interventores, presidentes locales del partido, militantes y afiliados, el presidente provincial se mostró "confiado" en que el nuevo presidente electo de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "no va a defraudar". Rafael Louzán comprometió la "seriedad, compromiso, honestidad, trabajo y más trabajo" por parte del PP para "sacar Galicia adelante, sin ninguna duda", añadió, "en un momento que no es fácil", en alusión a la situación actual de crisis económica.

    También se refirió a los militantes del partido, justificando que ahora se sientan "tremendamente felices" porque "hace cuatro años quedaron decepcionados porque se habían ganado las elecciones y se había gobernado".

    RENOVACIÓN

    Rafael Louzán también atribuyó el resultado cosechado por el PP de Galicia a que los gallegos "saben el trabajo de 16 años de gobierno" y al proceso de "renovación" experimentado en el partido, "conscientes de lo que se jugaba".

    Para el presidente provincial del PP de Pontevedra, el anterior Gobierno "no estuvo a la altura de lo que Galicia se merece" en aspectos como el "diálogo con las fuerzas políticas y la sociedad". Por ello, aseguró que con el Gobierno de Núñez Feijóo "habrá diálogo para escuchar a todos los gallegos".

    Además, Louzán consideró que hubo "frustración en los propios votantes socialistas y nacionalistas" durante la etapa del bipartito.

    ESPAÑA

    Al referirse a la repercusión del triunfo del PP en las elecciones autonómicas gallegas, Louzán auguró que "serviría para devolver la ilusión a centenares de miles de afiliados y simpatizantes del PP de toda España". Por ello, "la victoria de Galicia no es una victoria cualquiera, sino con mayoría absoluta", añadió Rafael Louzán; una victoria que le parecía "muy necesaria, más que nunca, después de las travesías difíciles que hay que pasar", refiriéndose a la posición del partido a nivel estatal.

    Tras una intervención de a penas 12 minutos, durante la cual fue interrumpido en varias ocasiones por aplausos y vítores por parte de los simpatizantes reunidos en la sede provincial, los dirigentes populares brindaron con vino.

    HERNÁNDEZ

    En declaraciones a Europa Press, Agustín Hernández, que se estrenará como diputado autonómico por la provincia de Pontevedra, manifestó que a partir de mañana se dedicará a "trabajar, como todos los días". Hernández señaló que ya asumía su nueva condición, pese a situarse en el undécimo puesto en la lista que se había perdido en las elecciones pasadas.

    "Era de los que creía que íbamos a conseguirlo", aseguró Agustín Hernández, que atribuyó "gran parte del éxito" al presidente provincial del partido.

    El ambiente de celebración comenzó a fraguarse en la sede del PP de Pontevedra antes de las 22:00 horas, cuando el escrutinio aún no alcanzaba el 80% de los votos. Hasta allí se acercaron simpatizantes, cargos del partido, miembros de nuevas generaciones e incluso algunos niños acompañados por adultos.

    Los vehículos que pasaban a la altura del edificio, en la calle Reina Victoria de Pontevedra, ya hacían sonar el claxon, mientras desde las ventanas los simpatizantes del PP agitaban banderines y chillaban lemas del partido. La comparecencia de Alberto Núñez Feijóo fue seguida con vítores que le aclamaban como "presidente" y consignas como "bipartito, nunca máis".